“Yo me lo guiso, yo me lo como”, un programa de propuestas escénicas alternativas

La Sala Polifemo del Teatro Góngora será hoy, viernes 21 de octubre (20:30 horas), una improvisada cocina donde, mientras narra su vida, la bailaora Carmen Mesa preparará en directo pollo al ajillo.

Carmen Mesa.
Carmen Mesa.

Redacción. La protagonista cuenta al público su historia, cómo hace unos años cruzó el charco de la mano de un amor que conoció en Andalucía y al que enamoró cocinándole su plato estrella: pollo al ajillo. Carmen Mesa convierte a los espectadores en sus comensales, los lleva a su cocina y allí, en un acto de amor y agradecimiento por aceptar su invitación, les guisa ese plato tradicional que aprendió de su madre. De su mano, entre cantes, bailes, cazuelas, cucharones, aceite de oliva y ristras de ajos, el espectador viaja por ilusiones, amores, desamores, olores y sabores que marcaron su infancia y su vida hasta cruzar el Atlántico.

Yo me lo guiso, yo me lo como es un bio-drama escrito por Erika Halvorsen y dirigido por Gina Piccirilli en el que la artista cordobesa -nacida en Encinas Reales- propone una historia llena de ternura, con muchas risas y alguna que otra lágrima que puede escaparse cuando aparece la nostalgia o el recuerdo. Todo un viaje vital lleno de poesía y aderezado con música en vivo como uno de los ingredientes fundamentales de este guiso escénico. Dos reconocidos músicos la acompañan en  el escenario: José Torres a la guitarra y Antonio Montiel en el cajón. Tres flamencos que ofrecen su arte en una interpretación sincera, cuidada y honesta.

Para la  bailaora, este espectáculo “quiere mostrar la parte de dentro del artista, la que no está arriba de un escenario. Pretende adentrar al público en su casa, en su cocina y en el interior de una persona que lucha por conseguir su sueño”. Carmen Mesa ha obtenido numerosos galardones con su baile. Regularmente actúa en distintas ciudades del mundo con sus propias creaciones e imparte también clases de danza flamenca. En 2007 visita por vez primera Argentina y otros países de Sudamérica, donde es recibida de forma muy cálida por el público.

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.