Las almendras cordobesas de Francisco Morales, de Zamoranos, aldea de Priego, conquistan los mercados de medio mundo

La empresa cordobesa vende 36 millones de kilos de almendra al año y factura 140 millones de euros.

Almendras Morales
Museo de la Almendra

CBN. En la aldea de Zamoranos, próxima a Priego de Córdoba, la globalización de los mercados que tanto preocupa a empresas, trabajadores y gobiernos de los países desarrollados no es una amenaza, sino una gran oportunidad para la empresa Almendras Morales, un auténtico referente en la exportación de frutos secos y almendras en particular en España.

Sus empleados dominan idiomas y al igual que su propietario, Francisco Morales, están habituados a pasar horas y horas en aviones y recorrer gran parte del globo.

Hace más de un siglo, José Mateo Morales, comenzó a comprar el fruto seco a los agricultores de la zona para venderlo a las turroneras. La siguiente generación lo hizo evolucionar con el descascarillado y  Francisco Morales, actual propietario, de 69 años, desde los años 70 tecnificó sus plantas y evolucionó conforme a los requerimientos de sus clientes.

La industrialización se produce en los procesos de partido y repelado de la almendra, así como en el clasificado de la misma por calibres, contando con una tecnología punta que permite una perfecta calidad del producto a través de rigurosos controles.

Francisco Morales está ya dando paso a la cuarta generación en la gestión de la empresa familiar. El grupo se ha diversificado en los últimos años con negocios de vino y aceite de oliva.

Pero la esencia de los Morales es la almendra. Esta actividad reporta al grupo unas ventas de 140 millones de euros, un negocio que se ha disparado por el encarecimiento del precio del producto en los últimos años, lo que a su vez está generando la extensión de nuevas plantaciones de almendros.

La empresa cordobesa comercializa 30 millones de kilos de almendra nacional y 6 millones de producto de California ya partido. El 80% de sus ventas está en el exterior, principalmente en Alemania, Francia e Italia.

Sus clientes son la industria turronera y del mazapán y distribuidores internacionales.

Posee fábricas en la aldea prieguense de Zamoranos, Villamalea (Albacete) y el norte de Portugal.

Almendras Francisco Morales  cuenta también con un Museo dedicado a la Almendra en la aldea de Zamoranos de Priego de Córdoba (Córdoba).

Este Museo es un tributo a toda una saga familiar y, además, es un espacio para la divulgación y mayor conocimiento popular de la almendra, de su historia, su cultivo y sus extraordinarias propiedades.

El Museo cuenta con una sala principal en la que se exhibe una fabulosa colección de maquinaria antigua relacionada con el procesamiento de la almendra.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.