Cruz Roja aumenta un 66% su capacidad de acogida a solicitantes de asilo en Córdoba

La institución humanitaria incrementa de 30 a 50 las plazas dirigidas a personas refugiadas que tiene habilitadas en la capital.

Cruz Roja.
Cruz Roja.

Redacción. Cruz Roja ha aumentado un 66 por ciento su capacidad de acogida en Córdoba a personas solicitantes de asilo o refugiadas, al ampliar de 30 a 50 las plazas que para este colectivo la institución humanitaria ofrece en la capital.

Sumando las del centro de migraciones ubicado en Puente Genil, son 133 las personas demandantes de protección internacional para las que la entidad puede ofrecer alojamiento y atención en la provincia.

Una cifra esta que representa un crecimiento del 266 por ciento respecto a hace poco más de un año, cuando apenas eran 50 las plazas de acogida para solicitantes de asilo de que disponía Cruz Roja en la provincia, todas ellas concentradas en la localidad pontanense.

Y es que, dado el incesante flujo de personas –mayoritariamente de Siria- que se ven obligadas a huir de sus países en busca de un lugar seguro, la organización ha intensificado su intervención con personas refugiadas tanto fuera, en aquellas zonas del mundo donde más impacto está teniendo este drama (Líbano, Grecia, Balcanes…), como dentro de España.

Fiel reflejo de ello es el incremento en la capacidad de acogida tanto en la capital como en la provincia. Pero sobre todo lo son los alrededor de 2.500 demandantes de protección internacional atendidos por Cruz Roja en la provincia en poco más de año y medio, personas que llegaron a la provincia huyendo fundamentalmente de las guerras que se viven en sus países, aunque en ocasiones también por sufrir persecuciones por motivos políticos, religiosos o de carácter sexual.

El perfil mayoritario es el de un varón de entre 20 y 35 años procedente de Siria (en gran parte de los casos, acompañado de su familia), aunque la entidad trabaja en estos momentos con personas de más de una decena de nacionalidades.

Con todas ellas, el objetivo principal de la institución pasa por facilitar tanto su acogida como la integración en nuestra sociedad.

El Programa de Atención a los solicitantes de asilo y refugiados en España –que cuenta con el apoyo económico y técnico de la Secretaría General de Inmigración y Emigración del Ministerio de Empleo y Seguridad Social-, además de proporcionar alojamiento, manutención y cobertura de necesidades básicas, contempla una intervención integral a través de otros servicios imprescindibles: Intervención Social, Atención Psicológica, Asesoría Legal, Empleo y Ayuda Económicas.

Pero dada la creciente llegada de personas refugiadas, además de la intervención directa con las mismas, Cruz Roja considera fundamental la sensibilización de la sociedad de acogida.

En esa línea, más de 1.300 adolescentes de Córdoba y provincia han participado ya en los talleres que desde comienzos de año está realizando voluntariado de la entidad para sensibilizar sobre la realidad de las personas refugiadas.

Fundamentalmente, dichas actividades se han llevado a cabo con alumnado de 3º y 4º de ESO de diversos institutos de la capital, en el marco del programa municipal “La solidaridad, tarea de todos y todas”, aunque también se ha trabajado esta temática con centros educativos de Puente Genil, La Carlota, Villanueva de Córdoba y Montemayor.

Bajo el lema ‘El drama de los refugiados: algo más que una crisis’, el voluntariado de la institución humanitaria trata con estos talleres de “promover la reflexión sobre esta realidad en toda su amplitud, no como un fenómeno puntual, y hacer ver a los y las adolescentes que todos podemos vernos en esa situación”, según explica José Luis Hitos, responsable provincial de Cooperación Internacional de Cruz Roja.

 

 

 

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.