La importancia de la educación sexual en los jóvenes

Marta Pérez Lindo nos advierte de las deficiencias en materia de educación sexual en España y la importancia de la misma.

Redacción.- La educación sexual tiene como objeto contribuir a que las personas puedan conocerse a sí mismas, aceptarse y sentirse satisfechas expresando su erótica. A través de ella aprendemos a desarrollarnos como seres únicos y nos hacemos protagonistas de nuestra sexualidad.

Hay un exceso de información y muy poca formación.

En España, la educación sexual es casi inexistente, aunque cada vez más demandada. Esta escasa educación crea confusiones en la información que recibimos sobre sexualidad en nuestro día a día. Siguen existiendo muchos mitos que crean miedos e inseguridades, a los que ni familiares, ni muchos profesionales están formados para poder hacer frente.

Educacción Sexual
La educación sexual es una aspecto relevante en la formación de los jóvenes

Aun nos preguntamos el por qué crece el sexismo entre los más jóvenes, una de las respuestas es el olvido de materias que recojan contenidos de educación sexual en nuestra trayectoria escolar, al igual que en otros centros. Sin una adecuada educación sexual la sociedad adquirirá unas ideas distorsionadas a través de distintos medios.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) propone que todas las personas deben tener acceso a una educación sexual de calidad, y así es en la mayoría de las aulas de los países europeos.

Numerosos estudios, como el realizado por la UNESCO en 2012 en seis países distintos, han demostrado que los programas de educación sexual, impartidos por personas formadas sobre la materia, ofrecen los siguientes resultados:
§ Disminuyen la desinformación, o mala información entre los jóvenes.
§ Aumentar el conocimiento certero.
§ Clarifican y solidifican en forma positiva los valores y actitudes.
§ Incrementar las habilidades para tomar “decisiones” responsables.
§ Retrasan el inicio sexual y reducen el número de parejas sexuales.
§ Mejorar la percepción acerca de las normas de “presión” grupal.
§ Aumentan el uso de métodos de prevención para quienes son sexualmente activos.
§ Incrementar la comunicación con los padres y otros adultos de confianza.

La educación sexual en España

En España hoy en día la Educación Sexual es opcional. Normalmente solo se demanda cuando existe alguna problemática en familias, centros o colegios.

¿Por qué no existe educación sexual obligatoria en España?

El gobierno ha creído que impartiendo educación sexual aumentarán las relaciones entre adolescentes, sin embargo no se trata de tener más o menos cantidad de relaciones sexuales, la educación sexual no es solo hablar de relaciones sexuales, una buena educación en la materia los jóvenes son más capaces de tomar decisiones por ellos mismos, y ser felices con todas las herramientas adquiridas para vivir su sexualidad.

Tener una ley de educación sexual enriquece a la población, dando la posibilidad de debatir, reflexionar y trabajar sobre las actitudes, normas y valores.

En nuestro país hemos experimentado un retroceso en el desarrollo de la educación sexual.

· Con la LOGSE, en 1990, se incluía la Educación sexual dentro de la asignatura Educación para la Salud.
· Con la LOE, 2006, se propusieron competencias básicas para capacitar a los alumnos para la vida social, aunque sin contenidos específicos.
· Con la reciente LOMCE, en 2012, llamada también la “Ley Wert”, se eliminó por completo lo poco que existía de educación sexual en las escuelas.

El ejemplo sueco

La educación sexual en Suecia es una asignatura obligatoria en los colegios desde 1955.

El inicio de la asignatura en Suecia es a partir de los 11 años, aunque el comienzo depende de la escuela. Tras pasar el instituto siguen teniendo educación sexual con programas especializados.

El equipo está compuesto por profesores y una enfermera o consejero. Muchas veces los alumnos también forman parte de ese estudio o al menos participan en la planificación. El contenido de la materia se va adaptando a la edad y vivencias del hecho sexual humano.

Al igual que Suecia, Dinamarca, Gales o Portugal son otros de los países que llevan a cabo leyes de educación sexual.
Que nuestra educación sexual sea escasa es una realidad que nos empuja a dar un salto y romper con la desinformación social.

Necesitamos un sistema que contenga contenidos específicos y donde estén implicados profesores, familias, alumnos y distintos profesionales. Y no sólo hablamos de una educación sexual en colegios e institutos sino de una educación que pueda llegar a toda la sociedad.

Cualquier inversión en educación sexual aumentará el desarrollo humano.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.