Aplican una técnica innovadora en España para un diagnóstico certero del cáncer de próstata

El nuevo sistema combina imágenes de resonancia magnética y ecografía y actúa como un GPS para ofrecer a los especialistas información concreta del lugar en el que se encuentra el tumor sobre el que deben realizar la biopsia.

Médico.
Médico.
Redacción. Ressalta, empresa de diagnóstico por imagen del grupo andaluz Health Time, ha puesto en funcionamiento el primer equipo en España de Resonancia Magnética y Ecografía de fusión específica para la próstata (Uronav-de Philips).

El radiólogo puede obtener una imagen clara de la lesión sospechosa de malignidad y que se necesita analizar mediante biopsia, para determinar si un paciente sufre cáncer de próstata o no.

Esta técnica permite localizar con precisión milimétrica el objetivo y, mediante control ecográfico, poner la aguja de biopsia de forma certera en “la diana” que ha localizado, previamente la Resonancia Magnética. Con ello, es más fácil disipar las dudas de si la lesión de sospecha es realmente cáncer o no y, a su vez, se favorece el diagnóstico precoz del cáncer de próstata agresivo.

Este sistema permite anticipar un cambio de paradigma en el diagnóstico del cáncer de próstata, ya que es el único órgano donde se realizan actualmente “biopsias a ciegas” para detectar cáncer.

En palabras de Antonio Luna, Director científico de Health Time: “Puede suponer un importante cambio para el hombre, como la mamografía supuso para la mujer en el diagnóstico del cáncer de mama, donde una vez localizada una lesión de sospecha en una prueba de imagen, se dirige la biopsia a esta zona concreta y no se pinchan todos los cuadrantes mamarios, esperando a tener suerte y dar con un cáncer. En el caso del cáncer de próstata, la Resonancia Magnética, equivale a la mamografía que detecta las lesiones de sospecha y, la ecografía transrectal con el sistema de fusión guía la aguja hacia la diana de forma certera. Con esta técnica se cierra el círculo de las tecnologías necesarias para poder provocar un cambio de paradigma en el manejo diagnóstico actual del cáncer de próstata”.

El cáncer de próstata es el cáncer más común en hombres y mata en España aproximadamente a 6.000 personas al año, según la AECC y es la tercera causa de muerte por cáncer en el sexo masculino, después del cáncer de pulmón y el colorrectal.

Este cáncer aumenta con la edad y genera un importante gasto socio sanitario por una doble problemática: se diagnostica habitualmente tarde y no se logra diferenciar entre los tumores de próstata potencialmente letales y los que no lo son.

El cáncer de próstata es una enfermedad heterogénea, con una variante muy agresiva que hay que tratar lo antes posible, porque potencialmente puede matar, y otra variante de baja agresividad y de curso indolente, que no va a matar al paciente, y cuyo tratamiento agresivo puede provocar una importante morbilidad (como la disfunción eréctil).

Actualmente, el diagnóstico clínico de sospecha se establece por el tacto rectal y los niveles de PSA (antígeno prostático específico), y la confirmación histopatológica se suele realizar con la biopsia sistemática “a ciegas” guiada por ecografía transrectal (TRUS), donde se toman aleatoriamente de 6 a 12 muestras de tejido prostático de las diversas zonas de la glándula.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.