El Hospital Reina Sofía organiza un encuentro internacional sobre avances en la investigación de alergia a himenópteros

Alrededor de 120 alergólogos de todo el país asisten a este encuentro y cuenta entre los docentes con referentes europeos en el tratamiento de pacientes alérgicos al veneno de estos insectos.

Especialistas en veneno de avispas y abejas.
Especialistas en veneno de avispas y abejas.

Redacción. El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, en el marco de las actividades científicas que se llevan a cabo para conmemorar el 40 aniversario del complejo sanitario, organiza hoy un encuentro internacional para revisar los avances más recientes que se están desarrollando en el ámbito de la investigación sobre alergia al veneno de insectos himenópteros (abejas y avispas).

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) acoge esta reunión en la que se dan cita más de 120 alergólogos de todo el país. El Hospital Reina Sofía es centro de referente en inmunoterapia para este tipo de alergias, con una trayectoria de 25 años con excelentes resultados, si bien la vacuna que se administra en Córdoba lleva ya en el mercado cuatro décadas, de ahí que haya sido el tema elegido como objeto de análisis en esta jornada vinculada a los 40 años de vida del hospital.

La organizadora de la reunión y responsable de alergología del Hospital Reina Sofía, Carmen Moreno, destaca el matiz internacional del encentro. “Hemos conseguido traer a Córdoba una reunión científica de alto nivel que, en principio, se iba a celebrar en Dinamarca y que cuenta entre sus docentes con dos de los principales expertos europeos en inmunoterapia aplicada al veneno de himenópteros, el austriaco Gunter Sturm y el alemán residente en Dinamarca Markus Ollert”, explica la doctora. Se van a presentar resultados y conclusiones de trabajos realizados por alergólogos con amplia experiencia procedentes de los centros más punteros, en los que también participan los alergólogos cordobeses.

En esta jornada se exponen las principales novedades que en el terreno de la investigación se están produciendo y llenan de esperanza a los pacientes que no toleran las picaduras de abejas y avispas. Carmen Moreno, que resume estos avances en cuatro líneas, explica que “a nivel europeo, la investigación más puntera profundiza en la identificación de las distintas maneras de ser alérgico (de cara a buscar tratamientos más eficaces), las diferencias del veneno de los insectos según las zonas geográficas, el descubrimiento de nuevos componentes del veneno y la confirmación o no de mitos asociados a la calidad de vida de los pacientes alérgicos tratados con las vacunas”.

El Hospital Reina Sofía atiende en la actualidad a unos 350 pacientes con alergia al veneno de insectos himenópteros, de los que aproximadamente el 25% presenta difícil manejo por sus características inmunológicas. Lo habitual en el resto de hospitales españoles es que este subgrupo de pacientes suponga entre el 1 y el 5%, si bien estas cifras se incrementan en Córdoba por la amplia especialización de los profesionales que atienden a estos alérgicos, hecho que motiva que hasta el complejo sanitario Reina Sofía lleguen derivaciones de cualquier lugar del país.

Los profesionales de la Unidad de Gestión Clínica de Inmunología y Alergología del Hospital Reina Sofía y del IMIBIC llevan a cabo estudios que tratan de profundizar en el conocimiento de los cambios que tienen lugar en el sistema inmune de estos pacientes durante la inmunoterapia. Precisamente, han recibido financiación pública para un nuevo proyecto a desarrollar durante los tres próximos años que busca comparar las diferencias entre los pacientes de difícil manejo y aquellos de fácil control durante la fase inicial de la inmunoterapia, es decir, en los primeros momentos tras recibir la vacuna. Se trata de un estudio pionero y multidisciplinar en el que se va a analizar cerca de una veintena de biomarcadores del sistema inmune para intentar conocer los cambios que se producen en esta primera etapa y que suelen estar entre ellos relacionados.

En este sentido, también bajo la dirección de Carmen Moreno y en colaboración con otros centros, los alergólogos cordobeses recientemente han publicado tres estudios en revistas europeas y americanas relacionados con estas líneas de trabajo.

El hospital cordobés es centro de referencia en Andalucía para el test de repicadura de insectos himenópteros. Además, la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica ha reconocido la excelencia de esta unidad por sus resultados con los tratamientos frente a las reacciones alérgicas al veneno de avispas y abejas. Los alergólogos del Reina Sofía han diagnosticado y tratado ya a más 600 pacientes con alergia a himenópteros en 25 años de actividad.

Además, el centro cordobés organiza cada año un curso para el manejo de insectos himenópteros (avispas y abejas) que ha permitido formar ya a más de 500 especialistas de todo el país en sus distintas ediciones. Este encuentro permite profundizar en el conocimiento de estos insectos y sus utilidades clínicas, así como en la administración de las vacunas para contrarrestar los efectos de sus picaduras a personas alérgicas.

La hipersensibilidad al veneno de himenópteros es un problema clínico relevante, no tanto por la frecuencia de presentación como por la potencial gravedad de las reacciones que puede producir (urticarias, vómitos, diarrea, crisis de asma, bajadas de tensión e incluso la muerte). La vacuna tiene una fase de iniciación acelerada, por ello, se administran seis dosis al principio (cuatro en la primera visita y dos en la siguiente) repartidas en una semana y media. De esta forma, los pacientes quedan protegidos transitoriamente y a partir de este momento prosiguen un tratamiento que se suele prolongar una media de cinco años.

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.