Fran Perea y Toni Acosta llegan hoy al Gran Teatro con la obra “La estupidez”

Se trata de un montaje con formato de road-movie que critica en clave grotesca la codicia y la ambición.

"La estupidez".
“La estupidez”.
Redacción. El Gran Teatro de Córdoba presenta mañana sábado “La estupidez” (20:30 horas) , una obra del autor argentino Rafael Spregelburd que por primera vez representa una compañía española: Feelgood Teatro. El montaje, dirigido por Fernando Soto, está protagonizado por Fran Perea, Toni Acosta, Javi Coll, Javier Márquez y Ainhoa Santamaría. Los cinco actores dan vida a 24 personajes que trasladan, de manera grotesca y desmesurada, una visión de la codicia y la ambición por el dinero como valor absoluto de una sociedad fragmentada, que ve solamente el aspecto monetario en todo lo que la rodea.

El espectáculo tiene un formato de road-movie (road-theatre, en este caso) que propone una mirada sobre la estupidez humana a través de un grupo de personas que intenta hacerse rica en Las Vegas: dos criminales que quieren vender un cuadro antiguo robado antes de que se deteriore por completo; un método matemático para ganar a la ruleta relacionado con la temible ecuación matemática que encripta el secreto del Apocalipsis; varios miembros de la mafia siciliana, interesada en fabricar una nueva estrella del pop, y unos policías motorizados que viven una intensa historia de traiciones. Todo ocurre al mismo tiempo en la ciudad-oasis del desierto de Nevada.

En palabras del director, “este texto, bajo su aparente forma de comedia loca o vodevil, esconde algo que como director me atrae poderosamente: la relación del ser humano con el mundo contemporáneo del que forma parte”. Fernando Soto explica que en el montaje se ha enfrentado a dos niveles de lectura escénica: “Un planteamiento en la superficie donde el humor está muy presente, donde encontramos multitud de guiños lanzados al espectador, acercándonos a lo paródico. Y un segundo nivel donde aparece reflejada la angustia del hombre contemporáneo frente a un mundo que no comprende”.

“La estupidez” nació en el año 2000 como un encargo a Spregelburd por el prestigioso Deutsches Schauspielhaus de Hamburgo. A partir de ahí, la obra despertó interés en diversos ámbitos: recibió el premio Tirso de Molina en España en 2003, fue seleccionada para su traducción por el National Theatre de Londres y se ha representado en numerosos e importantes escenarios en todo el mundo. Se trata de una de las siete obras que conforman la Heptalogía de Hieronymus Bosch del autor argentino: una relectura de los siete pecados capitales del famoso cuadro de El Bosco. En este caso, La estupidez trata el pecado de la avaricia.

Tras la sátira política Feelgood, espectáculo del que la compañía toma el nombre, este nuevo montaje constituye la segunda producción del colectivo formado por Fran Perea, Ainhoa Santamaría y Javier Márquez, con Manuela Velasco en la producción. El objetivo de Feelgood Teatro, explican, no es otro que “hacer un tipo de teatro distinto, peculiar, y que no deje indiferente al público”.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.