La exposición del más importante pintor barroco cordobés Antonio del Castillo llega a Córdoba

La colección agrupa obras procedentes de diferentes pinacotecas de Europa y se reparte por diferentes escenarios de la ciudad

Antonio del Castillo.
Exposición de Antonio del Castillo

Redacción. Córdoba conmemora el IV centenario del nacimiento del pintor Antonio del Castillo con una gran exposición instalada en diversos espacios de la ciudad. Obras de arte de extraordinaria calidad e importancia, pinturas que se convierten en documentos que narran la religiosidad de una época. Desde hoy podemos admirar esos cuadros descontextualizados de los espacios para los que fueron creados y que podremos visitar durante los próximos meses.

Antonio del Castillo, es una de las personalidades artísticas más completas de la Córdoba del siglo XVII, es el pintor barroco cordobés más importante cuya obra está repartida por distintas pinacotecas de Europa. En esta exposición se han reunido 35 obras con las que se pretende reconocer el importante legado del pintor, que recoge la tradición manierista, y la transforma hacia un lenguaje más barroco. La muestra ha querido abarcar un amplio periodo de cincuenta años de su trayectoria, pero también nos muestra la huella que dejó en otros pintores tanto coetáneos como posteriores. La exposición se articula a través de tres itinerarios:

El primero nos sitúa en la Catedral de Córdoba y el Santuario de la Fuensanta donde encontraremos obras de Antonio del Castillo, Cristóbal Vela y Antonio Palomino. El visitante podrá entender el ambiente artístico y cultural que predeció a Antonio del Castillo con la obra de maestros como Pablo de Céspedes, quien trajo de Italia las principales novedades que fueron calando en la tradición local y desapareciendo con las pinturas de artistas como Juan Luis Zambrano. También se pueden contemplar pinturas de Antonio del Castillo y de una generación posterior como es Antonio Palomino.

El segundo itinerario nos lleva a la Iglesia de Santa Marina de Aguasantas, en la que se conservan dos retablos de formato medio en cuyas pinturas trabajó el artista, Iglesia de San Agustín, donde comprobaremos la implantación de nuevos modelos iconográficos, el Hospital de Jesús Nazareno, donde encontraremos obras de gran formato y pintura mural, Iglesia de San Andrés, con obras de otros autores seguidores del artista y que repitieron sus modelos iconográficos, y la Iglesia de San Francisco y San Eulogio de la Axerquía en el que podemos contemplar obras creadas pra distintas órdenes religiosas.

Por último, visitaremos el Palacio de Viana donde encontraremos pintura antigua cordobesa y coleccionismo actual. Las piezas de Antonio del Castillo siempre han gozado de fama y aprecio, como lo demuestran las acciones de mecenazco para recuperar lienzos del pintor que en su día protagonizaron los Marqueses de Viana o entidades como la Fundación Cajasur en fechas más recientes.

La exposición se encuentra enmarcada dentro de un programa de actividades que conmemoran su IV centenario y que abracarán talleres escolares, simposios, exposiciones y rutas guiadas. Podrá visitarse del 23 de septiembre de 2016 al 28 de febrero de 2017 y el horario será el de apertura de cada uno de los espacios.

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.