Una docena de pacientes con glaucoma se benefician en el Hospital Reina Sofía de una técnica pionera

Se trata de un nuevo procedimiento de microcirugía que por primera vez se usa en un hospital público de Andalucía.

 

Glaucoma.
Glaucoma.

Redacción. Una docena de pacientes del Hospital Universitario Reina Sofía se ha beneficiado hasta la fecha de una nueva técnica de microcirugía, pionera en la sanidad pública andaluza, que permite intervenir la patología del glaucoma con significativas mejoras para el paciente, que recibe el alta médica de manera inmediata tras la operación y su recuperación también es más rápida.

El oftalmólogo de la Unidad de Glaucoma del complejo sanitario, Rafael Giménez Gómez, indica que “los resultados que hemos, obtenidos desde que intervinimos al primer paciente hace aproximadamente un año, han sido muy satisfactorios, fundamentalmente centrados en la reducción de la presión intraocular y por la ausencia de complicaciones tras la cirugía. Después de un año de estudio y seguimiento de la técnica, podemos afirmar que estos buenos resultados se mantienen a medio y largo plazo, por lo se puede asegurar que es segura y eficaz y abre un nuevo panorama en la cirugía del glaucoma”, prosigue el especialista.

El procedimiento quirúrgico consiste en la colocación de un implante en el ojo, de reducidas dimensiones, a través de una incisión mínima desde dentro del ojo hacia el espacio subconjuntival, usando anestesia tópica, que es precisamente una de las novedades de esta cirugía. El paciente recibe el alta médica minutos después y puede volver a casa con el ojo destapado y con capacidad de visión. Entre la reducción de las complicaciones quirúrgicas figuran menor cantidad de sangrado, de pérdida de tono ocular y de desprendimientos coroideos.

Esta nueva técnica supone un paso más en el tratamiento de esta patología y figura entre los nuevos avances que se han ido incorporando en los últimos años en sustitución de la cirugía tradicional del glaucoma, conocida como trabeculectomía. Esta patología, que también se define como la ceguera silenciosa, es una enfermedad crónica y asintomática. Las técnicas diagnósticas, médicas y quirúrgicas que emplean los oftalmólogos intentar frenar la progresión.

El glaucoma se puede definir como el aumento de la presión dentro del ojo que provoca daños en el nervio óptico. Los diferentes tratamientos ayudan a retrasar la evolución natural de la enfermedad reduciendo la presión intraocular, si bien el campo visual que ya se ha visto afectado no se puede recuperar.

 Hospital Reina Sofía

El hospital cordobés cuenta con una Unidad de  para centralizar la atención de estos pacientes e intentar realizar un diagnóstico precoz. La mayoría de los pacientes que reciben asistencia aquí se encuentran en distintas fases, desde estadios iniciales hasta pérdidas severas del campo visual que limitan de forma significativa su día a día. La intervención quirúrgica del glaucoma puede realizarse como cirugía mayor ambulatoria, es decir, el paciente vuelve a casa el mismo día tras su recuperación, y se llevan a cabo en los quirófanos del Hospital Los Morales y del Provincial.

Esta patología, que afecta en España al 2% de la población general, está considerada como la segunda causa de ceguera prevenible en los países desarrollados. El riesgo aumenta con la edad –fundamentalmente a partir de los 40 años- y se estima que existe una alta cifra de pacientes sin diagnosticar.

El abordaje de primera elección del glaucoma es farmacológico (prostaglandinas, betabloqueantes, agonistas adenérgicos e inhibidores de la anhidrasa carbónica) y cuando esta medicación no logra frenar el desarrollo de la enfermedad se recurre a la cirugía con la finalidad de que la presión intraocular se mantenga dentro de unos márgenes adecuados. La evolución de la patología suele ser lenta y los procedimientos diagnósticos que habitualmente se emplean son la realización de campimetrias y pruebas de imagen del nervio óptico y de las fibras nerviosas de la retina.

Equipo femtosegundo

El Hospital Universitario Reina Sofía es referencia para algunos tratamientos en el campo de la oftalmología. En este sentido, el centro incorporó en 2010 una tecnología novedosa, conocida como equipo de Femtosegundo, que aporta más precisión que los procedimientos convencionales en gran parte de las intervenciones que llevan a cabo los oftalmólogos para corregir defectos de la visión producidos por enfermedades de la córnea y de la lente cristaliniana. Permite realizar trasplantes de córnea total y parcial, así como corregir distintas deformaciones de la córnea y llevar a cabo la cirugía de cataratas.

El Hospital Reina Sofía fue el primer centro público andaluz en incorporar esta nueva tecnología y el segundo de España. Este equipo emplea una unidad de medida temporal que permite captar la variación de la luz, que equivale a la mil billonésima parte de un segundo y cuya principal ventaja es su potencial para efectuar cortes con precisión de micras a través del láser, frente al trabajo manual de los procedimientos convencionales. La utilización de los láseres para la corrección de la visión se extendió en la década de los 80 y la tecnología que emplea el femtosegundo es el último avance aplicado a la oftalmología.

La técnica la desarrollan los profesionales de la Unidad de Cirugía de Córnea y Cataratas, perteneciente a la Unidad de Gestión Clínica de Oftalmología del Hospital Reina Sofía, y el equipo se ubica en Los Morales, en parte de las dependencias de este servicio.

 

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.