Conquista, el Camino de la Plata

La historia de Conquista y su legado, hoy atractivo turístico, arranca cuando el municipio fue parada en el camino de la Plata.

Vista aérea de Conquista. / Foto: www.conquista.es
Vista aérea de Conquista. / Foto: www.conquista.es

Patricia Monterroso/Redacción. Enclavado en el Valle de los Pedroches se encuentra el municipio de Conquista, en el límite con la provincia de Ciudad Real, junto al río Guadalmez. En apenas 32 kilómetros cuadrados este pueblo esconde auténticas bellezas dignas de admirar en un día de turismo en familia o entre amigos. Y es que hablar de Conquista es hablar de calma, paz, silencio, tranquilidad…

La historia de Conquista, defensora de salteadores cuando fue parada en el camino de la Plata, ha hecho que su legado sea importante y digno de conocer.

Fue fundada a finales del siglo XVI, vinculada a la importancia entonces del Camino de la Plata que comunicaba Córdoba con la meseta y Madrid. El intenso tráfico de viajeros y mercancías hizo aflorar asaltantes y bandoleros por doquier en esta zona, y ante esta inseguridad y a petición del rey Felipe II en 1569, el Ayuntamiento de Córdoba patrocina y financia la creación de un poblado por vecinos de Pedroche, con caseríos y con pobladores de ventas nuevas. De ahí que fuese bautizado con este nombre.

Ermita de San Gregorio
Ermita de San Gregorio

En nuestro paseo podremos ver edificios como la Ermita de San Gregorio, primera zona de asentamiento del pueblo. Actualmente en estos terrenos se celebra la Romería en honor al patrón del pueblo junto a la ermita. La Ermita de San Gregorio es una moderna construcción, la cual cobija la imagen del patrón.

Otra edificación católica que da belleza al marco de Conquista es la Parroquia de Santa Ana. Contó con un antiguo edificio que se remontaba a la segunda mitad del siglo XVI y primeras décadas del siguiente. El templo se incendió en la Guerra Civil y fue demolido en 1954, para posteriormente construir la actual Parroquia, cuyas obras finalizaron en 1960. Cuenta en su interior con un interesantes retablo de madera tallada y dorada procedente de la iglesia cordobesa de San Basilio, de la primera mitad del siglo XVIII. Encima de la portada se eleva la espadaña, ambas de inspiración barroca y cuyos elementos arquitectónicos y ornamentales resaltan en amarillo sobre el fondo blanco. Esta Parroquia recibió la visita de importantes personajes como Santa Teresa de Jesús.

Minas de bismuto
Minas de bismuto

Para aquellos que les guste lo místico, lo extraño y misterioso deberá visitar las antiguas minas de bismuto, escondidas entre eucaliptos y construcciones abandonadas.

Si preferimos hacer la visita a Conquista en época de fiestas, buena fecha sería en febrero, durante la Fiesta de la Candelaria. Se celebra en la Plaza Mayor del pueblo, donde se realiza la tradicional fogata de la fiesta, a la que asiste todo el pueblo.

Importante es también en Conquista su Fiesta en honor a San Gregorio. El primer fin de semana de mayo, se efectúa una marcha con los hermanos para recoger al patrón de la ermita de San Gregorio, situada a unos 5 kilómetros de la localidad,  y llevarlo hasta el pueblo a hombros. Durante la semana se celebran diferentes festejos y cultos en honor a San Gregorio. El fin de semana siguiente se lleva de nuevo al patrón a su ermita, y se celebra la romería en su honor, donde todos los vecinos conviven y se divierten juntos.

Parroquia de Santa Ana
Parroquia de Santa Ana

Como no podía ser de otra manera, en el mes de julio se engalana Conquista para festejar a Santa Ana. Se celebran cinco días de feria, los cuales comprenden el día de la festividad de la patrona de la localidad, el 26 de julio. Muestra de hospitalidad de este pueblo era la vieja tradición de que en la noche de Santa Ana todas las puertas de las casas quedaban entornadas y con las llaves en sus cerraduras por el exterior, en señal de que a nadie se le negaba albergue esa noche.

Y hablando de hospitalidad, emotivo resulta visitar Conquista el 15 de agosto, día que se celebra la Fiesta del emigrante.

Si optamos más por un turismo de naturaleza, Conquista ofrece también hermosos paisajes, con los espléndidos encinares dónde pastan los grandes rebaños de reses y cerdos. Entre las diferentes opciones, el visitante podrá ponerse un buen calzado y disfrutar el día entre la Ruta de Navagrande y El Saladillo. El nombre que da origen a la ruta de Navagrande describe el paisaje que podremos contemplar, pues atravesamos tierras bajas y llanas, situadas entre elevaciones del terreno. En toda la ruta podremos encontrar rebaños de ovejas y ganado vacuno pastando en la dehesa. La fauna silvestre que la puebla está ligada al potencial biológico del encinar: currucas, carbonero, oropéndolas, herrerillos, agateadores, pinzones, verderones, escribanos y un largo listado de aves que se reproducen o invernan en este medio.

Rutas de naturaleza por Conquista.
Rutas de naturaleza por Conquista.

La ermita de San Gregorio, santo patrón de la localidad, nos recibe a medio camino, en cuyos aledaños, dotados de merenderos y barbacoas, podremos hacer un alto antes de reanudar la marcha. En este paraje se celebra la Romería en honor al Santo en la segunda semana de mayo.

El itinerario de la Ruta de El Saladillo discurre por un paisaje de la transición de Sierra Morena con el Valle de la Alcudia. El sendero transcurre en paralelo a las antiguas vías del ferrocarril, que en su época fue el más moderno de España. Durante el recorrido será fácil observar encinas, retamas, acebuches, espino negro y albar, esparragueras o palmitos. A simple vista también podrán observarse perdices y aves rapaces entre las que destaca el Águila Imperial.

Y tras el largo paseo podremos reponer fuerzas con la rica gastronomía de Conquista, ampliamente relacionada con las piezas de caza. Son platos que tienen liebre como ingrediente principal.

Pestiños
Pestiños

Típica, asimismo, es la perdiz, pero en salmorejo; que no se parece en nada al salmorejo campiñés ni a las porras archidonesas, pues no se hace de pan ni de tomate. Son verdaderamente deliciosas las llamadas “morcillas del año” y otra morcilla llamada zanga, que es de cebolla.
La panadería es la de la comarca: a veces panes redondos, grandes, de tres kilos, y roscas, de cuatrocientos gramos. Fabrican perrunas todo el año; pero sus dulces más típicos son los llamados pelusos, que tienen forma de estrellas o de corazones y se hacen a base de manteca, harina, vino, aguardiente y zumos de naranja.

One Response to "Conquista, el Camino de la Plata"

  1. Juan Gutiérrez   18 mayo 2016 at 9:50 am

    Después de leer este recuadro de mi pueblo, sintiéndolo como mío, cuatro notillas nada más:
    El camino es Camino de plata (No iba a “la” plata”, era de “plata”; o sea, empedrado.
    El templo no fue incendiado en la Guerra Incivil del 36-39. Solo se quemaron los santos.
    La llave en la puerta era tradición todo el año, por su referencia a Conquista posada de caminantes.
    El “peluso” es un nombre de dulce no conocido en Conquista

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.