El Carpio: entre olivos y castillos

El Carpio está situado al este de la provincia -a 30 kilómetros de la capital- desde las estribaciones de Sierra Morena hasta el Guadalquivir, en un paisaje de fértiles tierras de olivos, vega y de cultivos herbáceos. En las orillas del río existen unos sotos que resultan de gran interés natural pues sirven de refugio para numerosas aves acuáticas.

Vista aérea de El Carpio. / Foto: ayuntamiento.org.
Vista aérea de El Carpio. / Foto: ayuntamiento.es.

Patricia Monterroso. A solo 30 kilómetros de la capital cordobesa se encuentra uno de los municipios abanderado por uno de los bellos castillos de la geografía provincial, El Carpio. Esta localidad está enclavada en la comarca del Alto Guadalquivir, desde las estribaciones de Sierra Morena hasta el Guadalquivir, en un paisaje de fértiles tierras de olivos, vega y de cultivos herbáceos.

Torre de Garci Méndez. / Foto: ayto. El Carpio.
Torre de Garci Méndez. / Foto: ayto. El Carpio.

Su situación estratégica llevó al maestre Mahomat a construir en pleno siglo XIV en El Carpio, la llamada Torre de Garci Méndez. Mahomat fue alarife musulmán, en 1325. Se trata de una construcción mudéjar con algunos elementos góticos realizada en argamasa y ladrillo, constituyendo una de las piezas más interesantes de la arquitectura militar andaluza. La construcción de la torre parece estar inspirada en el alminar de la gran mezquita almohade de Sevilla, La Giralda.

Pero no es ésta la única construcción que recuerdan el paso de la historia por El Carpio  y que hacen de éste un municipio turístico digno de una parada en nuestro paseo.

Palacio Ducal El Carpio. / Foto: andalucia.org
Palacio Ducal El Carpio. / Foto: andalucia.org

El Palacio Ducal es otro gran ejemplo. Su construcción se inició en 1671 aunque tuvo sucesivas mejoras durante el siglo XVIII. Situada en la Plaza de la Constitución es una construcción de grandes dimensiones, de planta rectangular, formada por tres unidades distintas: dos laterales destinadas a vivienda del administrador y otros servicios, y la central. Interesa destacar, dentro del conjunto, la residencia solariega, formada por tres plantas, una de sótano y dos en superficie. Al exterior presenta un alzado muy sencillo con una distribución horizontal simétrica de vanos que coinciden en las dos plantas que forman el edificio.

Nuestra Señora de la Asunción de El Carpio.
Nuestra Señora de la Asunción de El Carpio.

Si el turista está interesado en el patrimonio religioso, hay dos construcciones que bien merecen una parada. La Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción es una construcción realizada en mampostería, ladrillo y piedra molinaza. Muy interesante es la Cripta, situada bajo la capilla mayor, realizada para enterramiento de los Señores de El Carpio. También en El Carpio se ubica la Ermita de San Pedro, situada fuera de la población en la margen izquierda del Guadalquivir.

Teatro Municipal de El Carpio. / Foto. ayto.El Carpio
Teatro Municipal de El Carpio. / Foto. ayto.El Carpio

Asimismo, será digno de visitar el edificio del Teatro Municipal. Adosado a la Torre del Homenaje en el Callejón de Graneros, está ubicado el Teatro Municipal, recientemente restaurado. Sus sótanos, antiguos graneros de la fortaleza, forman parte de la planta de sótano del recinto del castillo según la remodelación llevada a cabo en la segunda mitad del siglo XVII.

Pero si este municipio del Alto Guadalquivir es rico por su historia, lo es aún más por su patrimonio natural. No es vano ha sido declarado Bien de Interés Cultural en el año 2002. Y es que su situación junto al río hacen que El Carpio sea un sitio tranquilo donde pasear y respirar aire puro, cargado de riqueza natural e historia.

Las Grúas. / Foto: ayto. El Carpio.
Las Grúas. / Foto: ayto. El Carpio.

En nuestro paseo será inevitable no pararnos a contemplar la gran presa, al límite del término municipal de El Carpio junto a Pedro Abad y Adamuz. La presa tiene una longitud de 120 metros. Las ruedas, ya desaparecidas, tenían un diámetro de 14 metros. La altura del edificio principal es de 17 metros. Su planta es aproximadamente cuadrada y tiene 12.5 metros de lado. Está formado por cuatro grandes pilas de 2.2 metros de anchura. Entre ellas, hay tres canales de algo más de un metro, donde iban colocadas las tres norias. Por su diseño se considera un ingenio hidráulico único.

A orillas del Guadalquivir, próximas a los restos del Castillo de Alcocer –a espaldas de la ermita de San Pedro- el turista no podrá ignorar la inmensidad de las grúas o presas. Se tienen noticias de que, anteriormente, en 1537, don Luis Méndez de Haro, preocupado por abastecer a sus tierras de agua suficiente, sacó un cauce del río Guadalquivir, con lo que existía un precedente en las obras de ingeniería que iba a realizar su sucesor. Las obras se realizaron entre el 1561-1568.

Sopa de fideos gordos. / Foto: gastronomiacordoba.com
Sopa de fideos gordos. / Foto: gastronomiacordoba.com

Tras nuestro paseo será un momento de absoluto placer sentarnos a la mesa con los platillos más típicos de la gastronomía carpeña. Platos como los cocidos con morcilla y chorizo, migas o tortillas de setas conquistarán el estómago de los visitantes. Famosa es la morcilla carpeña, las sopas de gato o de ajo, potaje de garbanzos con bacalao y tortillas de San José, el cordero adobado o la tortilla de faisanes. El toque dulce los darán las tradicionales gachas con tostones o las “sopaipas”.

 

 

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.