Consiguen rescatar a dos perros que estaban agonizando en el interior de un coche en Pontevedra

Adentity

Dobuss

Bebrand

La Policía Local de Marín tuvo que romper la ventanilla del coche donde se encontraban dos perros agonizando mientras su dueño estaba en una comida familiar. El hombre se fue a la cita dejando a los perros dentro del coche a pleno sol. Cuando la policía los rescató a los animales estaban deshidratados.

Un nuevo olvido ha estado a punto de costarle la vida a dos perros. Y es que un vecino de Marín se marchó a una comida familiar dejando a sus dos mascotas de pequeño tamaño en el interior de su coche a pleno sol. Fueron varias las personas que avisaron a la Policía Local de que había un vehículo estacionado en Antonio Blanco, cerca de la Escuela Naval Militar de Marín, habían dos perros dentro de un coche y que presentaban signos de deshidratación.

Los locales avisaron a la Policía Nacional que, ante la urgencia, tuvieron que romper la ventanilla para mojar con agua a los animales y conseguir bajarles la temperatura corporal. Los agentes contactaron con una veterinaria para seguir intentando recuperar a uno de los perros de camino a la clínica.

Los agentes consiguieron localizar al dueño de los animales que se desplazó hasta la clínica veterinaria. La Policía Local sospecha que el dueño acudió a una comida familiar y se olvidó en el coche de los animales. La policía tramitó las denuncias administrativas por lo sucedido. Los perros se están recuperando favorablemente.

Compartir