Adentity

Dobuss

Bebrand

Redacción.- CSIF Córdoba se hace eco de la profunda preocupación de los trabajadores de la empresa OMBUDS como consecuencia del impago de las nóminas correspondientes al mes de junio debido a la delicada situación financiera por la que atraviesa la compañía de seguridad privada que, en el caso de Córdoba, presta servicios en emplazamientos como la Diputación de Córdoba o los centros comerciales La Sierra o Carrefour Zahira.

El responsable del Área de Seguridad Privada de CSIF Córdoba, Rafael Fernández, resalta que esta demora en el abono de sus salarios está originando graves problemas a los trabajadores y sus familias a la hora de afrontar sus obligaciones personales desde el punto de vista económico. CSIF, que está estudiando todas las acciones sindicales y legales a su alcance para defender los derechos de estos profesionales, ha convocado el próximo lunes 22 de julio concentraciones en los centros de trabajo para reclamar el pago de las cantidades pendientes de cobro por parte de los trabajadores de OMBUDS

CSIF informa de que la empresa ha manifestado que el retraso en el pago de las nóminas se debe a problemas de liquidez que sus responsables confían en poder solventar con la entrada de un nuevo inversor, de manera que esperan pagar  antes de que termine este mes las nóminas de junio y julio y una paga extraordinaria. OMBUDS solicitó el concurso voluntario de acreedores la semana pasada debido a las deudas que mantiene con Hacienda y con la Seguridad Social. “Estaremos especialmente vigilantes de los movimientos y la decisiones que vayan adoptando la empresa en los próximos días a la hora de que efectivamente se produzcan los abonos pendientes en las fechas comprometidas”, según destaca Fernández.