Un recién nacido junto a su madre/ Imagen: PIXABAY

Dobuss

Bebrand

Una operación pionera de trasplante de útero con éxito proveniente del órgano reproductor de una fallecida en EE.UU. ha permitido que una mujer logre cumplir su máximo sueño: ser madre. Con ayuda de esta intervención, la recién nacida vino al mundo por medio de una cesárea en la Clínica Cleveland en el mes de junio cuando realizaban un ensayo clínico para tratar la infertilidad.
Situación que es complicada, según la clínica donde tuvo lugar el nacimiento, en una de cada 500 mujeres en edad fértil, no siendo el caso de la reciente madre de alrededor de 30 años que se quedó embarazada mediante la fertilización in vitro, algo similar a lo ocurrido a una mujer en Brasil.
Una alegría que fue respaldada por el trabajo incesante durante el parto de un equipo médico especializado en cirugía de trasplante, obstetricia y ginecología, fertilidad, neonatología, bioética, psiquiatría, enfermería, anestesiología, enfermedades infecciosas, radiología intervencionista, defensa del paciente y trabajo social.
Hecho que dejó atónitos a los propios cirujanos, en concreto al Dr. Andreas Tzakis, cirujano de trasplantes de la Clínica Cleveland, al tratarse de un parto «sorprendentemente normal», considerando la extraordinaria situación clínica, según ABC News.
«A través de esta investigación, nuestro objetivo es hacer que estos eventos extraordinarios sean comunes para las mujeres que eligen esta opción. Estamos agradecidos con el donante y su familia, su generosidad permitió que el sueño de nuestra paciente se hiciera realidad y que naciera un nuevo bebé», ha indicado.
El ensayo que el organismo sanitario realiza tiene pensado evaluar el caso de diez mujeres más con edades comprendidas entre los 21 y 39 años. A diferencia de otros estudios similares en EE.UU., lo novedoso en esta ocasión es que el protocolo de la clínica «requiere que el útero trasplantado provenga de un donante fallecido para eliminar cualquier riesgo para un donante vivo y saludable».
Desde que comenzó el ensayo clínico, el equipo ha realizado cinco trasplantes de útero, siendo tres de ellos exitosos y dos que desembocaron en histerectomías, según ha manifestado la clínica de fertilidad. Aún así, dos mujeres están actualmente a la espera de transferencias de embriones, y varios candidatos más están en la lista para recibir un trasplante.