Condenados a prisión unos padres que trataron de curar la leucemia de su hija con vitaminas

Adentity

Dobuss

Bebrand

Redacción.- Los padres de una adolescente italiana que murió después de tratar la leucemia con vitaminas han sido condenados a dos años de cárcel por la Justicia italiana. Los progenitores seguían los consejos de un discutido médico alemán inhabilitado.

Según informa, el diario El Mundo, el Tribunal considera probado el homicidio que Lino y Rita Bottaro, padres de Eleonora, perpetraron contra su hija al influir sobre ella para que ésta rechazara la quimioterapia y se sometiera a curas alternativas que resultaron ser ineficaces para su enfermedad.

Fue a finales de 2015 cuando Eleonora Bottaro le diagnosticaron una leucemia linfoblástica aguda. La joven, que entonces era menor edad, rechazó someterse a un tratamiento de quimioterapia, como le aconsejaron los médicos del Hospital Oncológico infantil de Padua, y en su lugar decidió junto a sus padres que el mejor método para tratar de curar la enfermedad era el que proponía el médico alemán Ryke Geerd Hamer -fallecido en 2017- que considera que el cáncer es una reacción del organismo a traumas no resueltos y desaconseja el uso de los tratamientos habituales a base de combinaciones de fármacos como los que se utilizan durante los ciclos de quimioterapia.

En un primer momento la Justicia italiana retiró la patria potestad a los padres y se la entregó de forma provisional a uno de los médicos de la joven. Eleonora envió entonces una carta al magistrado en la que explicaba las razones de su rechazo a someterse a los tratamientos médicos. El juez decidió que la adolescente era lo suficientemente madura para tomar esa decisión, a pesar de que aún era menor de edad, y devolvió la tutela a los padres.

Posteriormente, tal y como relata El Mundo, La familia se trasladó entonces a una clínica privada en Suiza, donde Eleonora recibió una terapia alternativa a base de cortisona y vitamina C. Pero unas semanas después de cumplir 18 años, tuvo una recaída y falleció.

Compartir