La pequeña Alma ha vencido al dragón de la leucemia

Adentity

Dobuss

Bebrand

Alvaro Sánchez. El cáncer infantil puede curarse. Hay historias con finales trágicos, que han acabado por llevar a pequeños ángeles al cielo, pero hay otras con final feliz que debemos tener presentes.
Hoy queremos compartir la buena noticia de Alma, que ha superado esta cruel enfermedad a los 6 años de vida, cuando prácticamente nació con ella.
Es una historia de esperanza que nos lleva a pensar que es posible vencer a este mal, y es muy importante que todos podamos contribuir aportando aquello que esté a nuestro alcance.
La propia donación de médula es un decisión que una gran mayoría de personas pueden tomar para que se sucedan más páginas con final feliz como el de Alma.
Este es el mensaje que los padres de la pequeña han compartido en redes sociales, vía Médula para todos:
(…) Un 8 de junio del 2013, todo comenzó con un “tiene leucemia”. Con tan solo 6 meses le tocaban médicos, pinchazos, químios, controles y muchas cosas mas se venían por delante.

Pasaban los días, los meses y los años y aun no terminaba esta pesadilla.

Hoy 13/05/19 con 6 años de vida le dijimos adiós a todo lo vivido!!!

Hoy por fin llego esta imagen.

Mezcla de sentimientos, miedos, alegría, tristeza, pero fuertes como el primer día. Hoy empieza la vida!! La vida normal!!! como dice su hematóloga.

Graciiias infinitas amigos, familia, mis abuelos que están allá arriba y nos acompañaron en todo este camino, abuela Angélica estarías llamando llorando de alegría por esta noticia.

Graciiias a sus médicas Marcela Alejandra Aznar y Natalia Ruf sin dudas uds le devolvieron la vida y estaré eternamente agradecida!! .

Gracias a mis viejos Estela Cader Ventuala Juan Carlos por no soltarnos la mano jamás!!! . a mis hermanos Pao Ventuala Meshi Ventuala Gigi Ventuala Matias Ventuala por que siempre estuvieron a nuestro lado y no me dejaban caer.

Graciiiaaass a todos los que nos acompañaron en este duro camino y nos siguen acompañando en este triunfo

Gracias amor Victor por acompañarnos a este control, darme ese abrazo que necesitaba para calmar mis nervios y secar mis lágrimas…

LA LEUCEMIA LLEGO A SU FIN!!!!! (…)

Compartir