Adentity

Dobuss

Bebrand

Ismael Mejías Soto, un hombre de 78 años, recibió el pasado miércoles por fin su diploma de Bachillerato en Ingeniería Industrial de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, recinto de Bayamón.

Este veterano de las fuerzas armadas y exempleado de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) -donde trabajó durante 31 años- cumplió así un sueño que llevaba persiguiendo sesenta años, según informa TelevisaNews. Mejías Soto, que tiene 11 nietos, aseguró que, aunque su esposa lo tachó de «loco» cuando decidió reanudar los estudios, se encomendó «al Señor» para intentarlo.

Además, relata cómo se gestó la decisión de regresar a las aulas: «Iba un día por la calle y una muchacha me entregó un flyer, pero no le hice mucho caso. Cuando llegué a mi casa, recordé ese flyer que me habían entregado y resultó ser una promoción académica de esa universidad. Entonces, surgió en mí el deseo de volver a estudiar y terminar la profesión de ingeniero que nunca terminé».

Convertirse en ingeniero es lo que quiso toda la vida. De hecho, había comenzado a realizar estos estudios a los 19 años, pero no los pudo terminar. Hasta ahora. Así, ha invertido cerca de seis años en desplazarse todos los días de clases al menos una hora y veinte minutos desde Quebradillas, el pueblo donde reside, hasta la ciudad de Bayamón, donde se encuentra la universidad. Les separan una distancia de unos 100 kilómetros. Ismael estuvo acompañado de sus familiares en la graduación, que se realizó en el Coliseo de Puerto Rico en Hato Rey.