Adentity

Dobuss

Bebrand

La Asamblea y el Senado de Nueva York aprobaron hoy jueves la legislación que elimina las exenciones religiosas a las vacunas para los niños. La medida fue tomada luego de que el estado fuese declarado en estado de emergencia por un brote de sarampión. Datos del centro para la prevención y control de enfermedades confirmaron 588 casos en la Gran Manzana y 334 en otras áreas del estado.

Un grupo que se opone a esta medida, estuvo protestado fuera y dentro de la Asamblea, por lo que oficiales se presentaron en el lugar. La legislación paso con 77 votos a favor y 53 votos en contra. Poco después, el Gobernador Andrew Cuomo firmó la medida.

La ley entra en vigencia inmediatamente, pero dará a los estudiantes no vacunados hasta 30 días después de ingresar a la escuela para demostrar que han recibido la primera dosis de cada vacuna requerida. Cuomo apoyó la eliminación de la exención, diciendo que la salud pública está en riesgo.