El alumno con la mejor nota de selectividad de España quiere ser dramaturgo

Adentity

Dobuss

Bebrand

Carlos Rodríguez González, tiene 17 años y ha alcanzado la perfección en Selectividad. Con un 14 de nota de acceso a la Universidad, este alicantino de Torrevieja ha rubricado una trayectoria intachable en bachillerato y quiere culminarla con los estudios superiores de Dramaturgia en la Real Escuela de Arte Dramático de Madrid (Resad).

A pesar de sus innegables capacidades para todas las disciplinas, este alumno del IES Las Lagunas lo tiene claro: su vocación es el teatro. Si bien es verdad que empezó bachiller pensando que terminaría por dedicarse a la ingeniería o las matemáticas, su creciente contacto con el mundo del espectáculo le ha permitido comprender que su futuro pasa por coordinar actores antes que experimentos, por escribir escenas antes que códigos informáticos.

Su meta: el teatro musical. Con una actuación de danza clásica como próxima cita en el calendario, Carlos asegura que prefiere ponerse a los mandos cuando se trata de espectáculos. Le apasiona escribir, dirigir y organizar entre bastidores antes que subirse a las tablas y enfrentarse al público, algo que tampoco duda en hacer cuando es “imprescindible”. “Mi sueño último es estrenar un musical. No sé dónde, si en Madrid, en Barcelona o en Broadway, pero mi objetivo es ese”, explica con ilusión, aunque consciente de los muchos pasos previos que debe dar y el camino que le queda por recorrer para ver cumplidas sus ambiciones.

Dotado no solo para el arte sino también para las ciencias, no descarta compaginar sus estudios de Dramaturgia con los de Matemáticas o Física, o incluso ambos al mismo tiempo, porque considera que no hacerlo sería “desperdiciar sus capacidades”.

“Disfruto mucho con las matemáticas. En el examen de Selectividad de esta materia, que fue tan polémico en la Comunidad Valenciana, yo me lo estaba pasando bien, dentro de lo que cabía. Creo que podría compaginar los estudios en la Resad con una carrera de ciencias, aunque no me la sacase en cuatro años”, afirma, al tiempo que señala que sería una alternativa si finalmente no pudiera dedicarse al mundo del espectáculo. Por el momento, ha superado la primera prueba de acceso de la Resad y debe afrontar la segunda el próximo jueves.

Compartir