Alejandro Sanz vive un concierto especial en Madrid ante 55.000 personas

Adentity

Dobuss

Bebrand

Elena Páez. “Gracias por esta noche que no voy a olvidar en mi vida”, ha dicho a su público Alejandro Sanz después del intenso concierto que ha ofrecido este sábado en el Wanda Metropolitano, al que ha invitado a otros artistas como Pablo Alborán, Camila Cabello o Dani Martín para sellar una velada memorable al calor de 55.000 almas.

El madrileño, que se encargó de despedir a lo grande el Vicente Calderón, ha vuelto a hacer historia al convertirse en el primer cantante español en pisar las tablas de la nueva casa del Atlético de Madrid, donde ha desgranado el contenido de su último álbum -#ElDisco– sin olvidarse de avivar la llama de la nostalgia con buena parte de su clásico repertorio.

A la cita llega con todas las entradas vendidas -en tiempo récord, como es costumbre- y después de haber conseguido el Doble Disco de Platino con ese último trabajo.

Sanz ha irrumpido en el escenario media hora más tarde de lo previsto para dar el pistoletazo de salida al concierto con el inagotable Hoy que no estás, seguido de uno de sus últimos alumbramientos, Azúcar en un bowl, una canción de aire funk que representa el punto atrevido de un álbum que ve la luz después de cuatro años de silencio musical.

Esa ha sido la pauta seguida por Sanz en el concierto: ir alternando sus éxitos con las nuevas composiciones, arropado por una banda paritaria compuesta por una docena de músicos con los que el cantante demuestra tener una fuerte complicidad.

Sanz ha ido desvelando sorpresas a lo largo de las dos horas y media de concierto. La primera de ellas ha tenido como protagonista a Pablo Alborán, que se ha unido al anfitrión en Yo no tengo nada.

El show ha continuado en alto con un primer popurrí de éxitos que ha incluido El alma al aire y Regálame la silla donde te esperé, interpretadas junto a la bailaora Sara Baras.

También ha habido tiempo para que el ídolo presentara al público a su hijo Alexander, dedicara Capitán Tapón a su hijo Dylan y mostrara su compromiso con el medio ambiente mediante la proyección de un vídeo que invita a apoyar la campaña de Greenpeace para que Naciones Unidas apruebe un Tratado Global de los Océanos en el año 2020.

Los dos últimos regalos con nombre de artista han sido Dani Martín, junto al que ha interpretado Lo que fui es lo que soy, y Camila Cabello, con la que ha cantado a dúo una de las canciones más coreadas: Mi persona favorita.

 

Compartir