Adentity

Dobuss

Bebrand

Elena Páez. El trío Memorias de Sefarad actúa el próximo lunes, a las 22.00, en el Real Jardín Botánico dentro del XVIII Festival Internacional de Música Sefardí, que se celebra del 16 al 22 de junio y que organiza la Delegación de Turismo del Ayuntamiento de Córdoba con la colaboración de la Red de Juderías de España Caminos de Sefarad y el Real Jardín Botánico. La entrada es libre hasta completar aforo.

Memorias de Safarad está compuesto por tres jóvenes andaluces con una rica formación musical, unidos para traer a nuestros días el legado musical sefardí y la tradición hispánica medieval, interpretando temas clásicos y cantos que forman parte de un acervo musical que ha perdurado hasta nuestros días. Las piezas de su repertorio van unidas mediante una historia que comienza con el incendio de la ciudad de Salónika, pasando por Turquía hasta llegar a la península, conectando con las músicas actuales y sus puntos comunes con la música sefardí. Así, el espectador, además de disfrutar de la música, conoce el contexto donde se desarrolla la música sefardí y sus similitudes con las canciones que conocemos hoy día. El trío lo forman Daniel Martínez Martín, guitarra, bouzuki y arreglos; Alba Bermejo, voz, y Juan Cabrera, viola.

El Festival Internacional de Música Sefardí vuelve un año más al Real Jardín Botánico, el mismo lugar que lo vio nacer y en el que se han celebrado todas sus ediciones. Lo organiza como siempre la Delegación de Turismo del Ayuntamiento de Córdoba y en esta edición incluye las actuaciones de siete grupos: los españoles Memorias de Sefarad (lunes 17); Jesús Parra y el Hombre Folkíbero Trío Sefardí (martes 18); MoM & Band (miércoles 19); Yayla Ensemble (jueves 20); y Darash (viernes 21), el grupo luso- israelí Al’Fado (sábado 22) y el grupo israelí Diwan Saz, que lo abre pasado mañana domingo. Todos los conciertos serán de entrada libre hasta completar aforo.

Sede permanente en Córdoba

El Festival Internacional de Música Sefardí, de periodicidad anual y sede permanente en Córdoba, tiene la consideración de festival oficial de la Red de Juderías de España, que así lo aprobó en su asamblea general de 24 de noviembre de 2001.