Adentity

Dobuss

Bebrand

Durante de junio de 1944, el hoy veterano de guerra estadounidense, K.T. Robbins, desembarcó junto a miles de oficiales  en las playas de Normandía para frenar las aspiraciones de un ejército nazi cada vez más debilitado. Tras la llegada, el destacamento se instaló en la localidad fronteriza de Briey. Allí, el joven Robbins conoció a Jeannine Ganaye, de 18 años, con quien tuvo un fugaz idilio. Ambos se enamoraron, pero las vicisitudes de la guerra les obligaron a decirse adiós dos meses después.

Esta semana, 75 años después, volvieron a encontrarse. «Le prometí que volvería y la llevaría conmigo, sin embargo no pude», confesó el oficial jubilado a la cadena de televisión France 2, que ha organizado el reencuentro. Robbins asistió la semana pasada a los actos de conmemoración del 75º aniversario del Día-D, donde relató a los medios todo su especial historia.

El veterano de guerra mencionó el amorío que ya mantuvo con Ganaye, y la cadena se ha puesto manos a la obra para localizar a la mujer de la que Robbins no guardaba muchas expectativas de que ya siguiera con vida. La cadena dio con ella –hoy tiene 92 años y vive en una Residencia dentro de Montigny-les-Metz, cerca de su Briey natal– y los dos pudieron, finalmente, volverse a ver. Si bien la guerra les unió y separó con la misma rapidez y a pesar de continuar con sus vidas y llegar a casarse, confiesan que se han seguido amando en secreto.

Robbins conservó una foto de todo su amada, con la esperanza de volver algún día a Europa para buscarla. Ella se afanó en aprender algo de inglés para poder hablar con él en caso de que regresara. «Fue muy amable y creo que me amaba», cuenta Robbins. 75 años después se han podido volver a encontrar.