La española Sara Andrés, logra el récord del mundo de salto de longitud paralímpico

Adentity

Dobuss

Bebrand

Elena Páez. La atleta madrileña Sara Andrés, perteneciente al club Miacum de Las Rozas, batió el récord del mundo de longitud en la categoría F-62 de discapacitados físicos con un salto de 4,11 metros durante la celebración del XXI Meeting Paralímpico de Basauri (Vizcaya).

La prueba, organizada por la Asociación de Comerciantes de la localidad vasca, es todo un referente del atletismo nacional por su cuidada organización y lo atractiva que resulta para los atletas.

La gran protagonista de la competición fue Sara Andrés. Hace dos semanas consiguió en L’Hospitalet el récord del mundo con 3,96 metros y en Basauri lo batió en dos ocasiones. Con un primer salto de 4,02 metros y después con 4,11.

Además, la jornada deparó varios récords en las pistas de atletismo de Artunduaga, en concreto cinco.

Dos de ellos los batió la gallega Desiree Vila (categoría T-63), en los 100 metros con 18’28 y en longitud con 3,80 metros. Los otros tres récords fueron conseguidos por atletas del club vizcaíno Saiatu-Javi Conde-Basauri. Uno de Álvaro Jiménez (F-41) con 7,02 metros en lanzamiento de peso, José Antonio González (T-44) en los 1500 metros con 4:48.54 y Tania Castillo (T-20), seleccionada por el equipo Liberty Promesas, que corrió los 200 en 31’18.

En el resto de pruebas destacó la mínima para el Mundial del asturiano Alberto Suárez (T-12) en la prueba de 5.000 metros, denominada VII Memorial Joseba Larrinaga, y la del atleta madrileño Fernando Batista (T-20) en los 400.

También destacó la victoria incontestable de la medallista paralímpica Izaskun Oses (T-12) en los 800, el triunfo del balear Joan Munar (T-12) en 100, y los dobletes del asturiano David Fernández (F-57) en disco y peso, el gaditano José Manuel Quintero (T-54) en 100 y 200 silla de ruedas y la gallega Nuria López (T-54) en estas mismas distancias.

En esta XXI edición del Meeting Paralímpico de Basauri participaron más de 250 deportistas con y sin discapacidad en una competición inclusiva con atletas pertenecientes a diez países y dieciséis Comunidades Autónomas.

Compartir