Adentity

Dobuss

Bebrand

CBN. Este jueves se difundió que a partir de ahora, y tras la entrada en vigor del Sistema Español de Verificación del Medicamento (Sevem), no se podrían vender sin receta los formatos de ibufrofeno, 600 mgs y paracetamol de 1 gramo.

Sin embargo, el Ministerio de Sanidad como el sector farmacéutico han negado este pasado viernes que se haya producido ningún cambio legal que modifique de un día para otro la venta.

Según el diario El País, tanto el Ministerio como el Consejo General de Colegios Farmacéuticos han aclarado que no hay cambio alguno en la normativa vigente. El último cambio de la norma entró en vigor en 2017, y especifica que es necesaria receta en la venta del paracetamol en cajas de más de 10 pastillas de 1 gramo.

Sanidad afirma que no hay un aumento de las inspecciones en las últimas fechas, que son competencia de las comunidades autónomas.

Tampoco la entrada en vigor del Sevem ha afectado a la situación anterior.

Fuentes de Sanidad, según informa El País, afirman que se trata de un «sistema de seguridad que persigue otros fines y que permite un mayor control, por ejemplo, contra la falsificación de medicinas».

En todo caso, explican fuentes del ministerio, «si algunas farmacias han empezado a ser más vigilantes en el cumplimiento de la normativa, es un paso hacia el buen sentido».

El Consejo General de Colegios Farmacéuticos por otro lado, afirma que informa con frecuencia y recuerda a los farmacéuticos sobre la importancia del cumplimiento de la normativa y mejorar la seguridad del paciente, subrayando que «no ha habido ningún cambio que deba inquietar a los pacientes, que seguirán recibiendo los fármacos que necesiten bajo criterio de su médico o de su farmacéutico, según el caso».

Las siguientes son las principales dispensaciones con y sin receta de algunos de los fármacos más conocidos:

Ibuprofeno. Están disponibles varias presentaciones de 200 miligramos y algunas de 400 miligramos que no precisan receta. Pero en este segundo caso, solo están libres de prescripción las presentaciones de hasta 12 comprimidos. A partir de esas unidades y 400 miligramos, sí es obligatoria la receta. También lo es para cualquier presentación para 600 miligramos o más. El Dalsy, una marca de ibuprofeno en jarabe de uso pediátrico, no necesita receta. Solo contiene 20 o 40 miligramos por mililitro.

Paracetamol. En este caso, se puede expedir sin receta la presentación de 1 gramo y 10 unidades. Hay disponibles, sin receta, de 500 o 650 miligramos. Una pregunta a la Agencia Española del Medicamento obligó en 2017 a que los laboratorios cambiaran ese formato, y ahí es cuando se pidió que los formatos de un gramo no superaran nunca las 10 unidades, para evitar problemas de posible intoxicación hepática por sobreconsumo.

En conclusión, y a efectos prácticos, efectivamente se requiere receta para el ibuprofeno de 600 mgs y el paracetamol de 1 gramos y más de 10 unidades, pero no siempre se exige en las farmacias, aunque deberían hacerlo, no habiéndose producido ningún cambio ni en las inspecciones ni en la entrada en vigor de una nueva ley