La Policía Nacional detiene en Córdoba tres personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública

Adentity

Dobuss

Bebrand

Redacción.- Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención el pasado jueves de tres personas por la presunta comisión de un delito contra la salud pública y a uno de ellos además otro delito de tenencia ilícita de armas.

La presente operación policial tuvo su inicio en el presente mes de mayo, tras tener conocimiento los investigadores acerca de que la existencia de una Organización Delictiva asentada presuntamente en Córdoba, cuyos integrantes adquirirían importantes cantidades de sustancias estupefacientes, principalmente hachís, en Marruecos, para posteriormente venderla a “al por menor” entre otros “traficantes” o, incluso, a consumidores directos, obteniendo así mayores beneficios económicos.

Gracias a la investigación se ha comprobado la existencia de una organización perfectamente estructurada

Por ello, y a fin constatar dicho extremo, los agentes realizaron diversas gestiones, fruto de las cuales lograron obtener indicios racionales suficientes q constataban la existencia de tal organización delictiva dedicada al tráfico de estupefacientes, utilizando para ello varios inmuebles, uno de ellos una parcela  situada en el extrarradio de la capital cordobesa.

Igualmente los investigadores pudieron identificar a cada uno de los miembros de la organización, un total de tres personas, determinando igualmente el rol que cada uno de ellos ejercía, ya que la misma estaba fuertemente estructurada, pudiendo concretar no solamente quien era el cabecilla de tal organización, sino las personas que  se abastecían de la droga desde Marruecos principalmente y quien se dedicaba a la venta de la misma.

Con todos los datos obtenidos, los agentes procedieron a establecer un dispositivo el pasado jueves que culmino con la detención de tres miembros de la organización, dos han sido ingresado en prisión por decisión de la Autoridad judicial y la incautación de catorce kilogramos de hachis distribuidos en bellotas y tabletas así como de dinero en efectivo, varias armas blancas y terminales de telefonía móvil que supuestamente utilizaban para sus transacciones.

Compartir