Rescatan a un perro vivo en el mar, a más de 220 kilómetros de la costa

Adentity

Dobuss

Bebrand

Ocurrió en el Golfo de Tailandia, a más de 220 kilómetros de la costa. Cuando los trabajadores de una plataforma petrolífera en alta mar divisaron en el horizonte un pequeño ser que nadaba hacia ellos, no daban crédito a lo que veían sus ojos.

Se trataba de un perro que, al parecer, había caído de algún barco pesquero. Los empleados rescataron al perro y no dudaron en ponerle un nombre: Boonrod, que se traduce como “Superviviente milagroso”. Dado que su estado de salud era delicado, el perro fue trasladado a tierra firme en un barco, e ingresado de urgencia en una clínica veterinaria.

Pronto llegaron las buenas noticias a la plataforma: Boonrod había empezado a comer y a mejorar tras su dura odisea en alta mar. Por suerte, uno de los trabajadores de la plataforma, Vitisak Payalaw, ha decidido adoptar a Boonrod, ya que hasta el momento nadie lo ha reclamado.

Boonrod se ha convertido en un símbolo de la perseverancia y la supervivencia. Y Vitisak, en un enamorado de los animales. La historia no ha tardado en convertirse en viral, demostrando una vez más que los animales son capaces de todo.

Compartir