Los monitores escolares seguirán por primera vez contratados en verano

Adentity

Dobuss

Bebrand

Elena Páez. El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha avanzado durante una conferencia en el Foro Joly en Sevilla que su departamento mantendrá contratados a los monitores escolares en los meses de julio y agosto, una medida que ha calificado de “justicia social”para un colectivo de 426 personas que ha sido “maltratado laboralmente” por la anterior Administración. “Estaban dos meses fuera del sistema, sin cobrar y sin horarios regulares”, ha recordado.

Los monitores escolares pasarán a partir de ahora a la situación de personal fijo continuo, con lo que no serán despedidos, como ocurría hasta ahora, en los meses de julio y agosto, y cobrarán sus salarios correspondientes. Además, el consejero ha añadido que se está llevando a cabo un estudio de necesidades para ampliar el horario de trabajo de este colectivo.

En su exposición, Javier Imbroda se ha referido al informe de evaluación que la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) ha llevado a cabo sobre las infraestructuras de los centros educativos. Ha asegurado que se han encontrado 2.742 actuaciones pendientes desde el año 2006 por valor de 835 millones de euros. “Cuando vamos a las provincias nos dicen la cantidad de promesas que se hacían y que luego resultaban falsas. Me he encontrado con alcaldes a los que se les decía que determinadas obras estaban dentro de la planificación sin que fuera así”, ha denunciado.

Según el informe de APAE, y teniendo en cuenta el tiempo medio de los procedimientos de obras, se necesitarían más de 15 años para poder llevar a cabo todas esas actuaciones no ejecutadas, sin contar con las necesidades que se vayan incorporando. Más de 1.500corresponden a actuaciones consideradas urgentes y pendientes desde 2006. El consejero ha informado de que la APAE está ya elaborando un Plan de Infraestructuras para los próximos siete años que fijará criterios y prioridades de actuación.

Entre las medidas impulsadas en estos cuatro meses de gestión, Imbroda se ha detenido en el impulso a la gratuidad total del primer ciclo de Infantil, objetivo que se alcanzará al final de la legislatura. Ha reiterado que pese a las informaciones “falsas” que se han difundido, “las familias andaluzas no van a pagar ni un céntimo de euro más e irán progresivamente pagando menos hasta llegar a la gratuidad”. Además, para facilitar la sostenibilidad de las escuelas infantiles, donde “se han producido despidos por la congelación durante diez años del precio-plaza”, ha apuntado que establecerán una ayuda extraordinaria para la gestión, “pero sobre las familias no va a recaer ni un céntimo de euro. Cuando lo digan, están faltando a la verdad”.

Autoridad del profesorado

También ha hablado sobre la puesta en marcha del proyecto de Ley de Autoridad del Profesorado y la necesidad de que los maestros y profesores se formen de la mejor manera posible para “ayudar a nuestros niños y jóvenes a afrontar los desafíos globales” de la sociedad del futuro, “que no tiene nada que ver con la que nosotros vivimos”.

“Nos hemos encontrado unos docentes con ganas de motivación, porque la docencia es vocación, no se puede ser docente por obligación. Necesitan ese apoyo y esa visión en muchos casos, en otros no, afortunadamente”, ha remarcado.

Al mismo tiempo, ha expuesto la necesidad de recuperar un equilibrio en los centros educativos para que los profesores puedan desarrollar su labor con eficacia. “Antes los padres iban a informarse sobre la educación de sus hijos, ahora hay quien va a buscar culpables”, ha dicho.

Las altas tasas de abandono escolar temprano y fracaso escolar, la difícil situación de las infraestructuras y las comparativas de indicadores de resultados educativos respecto a otras comunidades han llevado al consejero a considerar que Andalucía vive “una situación de emergencia educativa”. Imbroda ha tendido la mano a todos los grupos políticos para llevar a cabo un Pacto por la Educación en Andalucía y que deje de ser “como la sanidad, un arma política, más pendiente de ideología que de ideas”.

En el turno de preguntas, el consejero ha remarcado que más del 82% de las plazas de escolarización corresponde a la escuela pública frente a la concertada y ha explicado que existe un debate “ficticio” de enfrentamiento entre la pública y la concertada. Entre sus objetivos, se plantea que el alumnado no tenga que cambiar de centro cuando cambia de etapa educativa desde Primaria, como ocurre en la concertada, y que decanta a veces la elección de las familias.

Por un último, ha reiterado su intención de implantar una hora diaria de educación física en todos los centros educativos al inicio de la jornada lectiva.

Compartir