Adentity

Dobuss

Bebrand

Elena Páez. Once escenarios repartidos en diferentes plazas y calles de la ciudad acogerán la duodécima edición de la Noche Blanca del Flamenco de Córdoba, que volverá a inundar de arte y compás buena parte del casco histórico y de los barrios de la ciudad durante la noche del 15 al 16 de junio.

La alcaldesa en funciones de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha sido la encargada de presentar la programación de este año en un acto que ha tenido lugar en la centenaria Posada del Potro, sede del Centro Flamenco Fosforito.

En palabras de Ambrosio, una fiesta en la que cantaoras, bailaoras y guitarristas “van a rendir un homenaje a la mujer en el flamenco para dar visibilidad al papel que las artistas han desempeñado a lo largo de la historia en el flamenco”.

Figuras consagradas, artistas emergentes y la presencia de flamencas cordobesas dan forma a un elenco que abarca un amplio abanico de estilos y registros.

“Ninguna otra ciudad del mundo celebra una noche tan original como esta”, ha afirmado la alcaldesa, que ha asegurado que el cartel de este año ofrece música para todos los gustos y espectáculos en los que se podrán disfrutar todas las facetas de este arte: cante, baile, guitarra e instrumental.

Del fenómeno ‘Rosalía’ a la pureza de ‘La Macanita’

Desde el último fenómeno musical que encarna Rosalía a la experimentación musical de la cantaora e instrumentista de Triana Rosario La Tremendita o el flamenco pop de la voz de Sarayma hasta llegar al cante más racial de artistas como María La Terremoto, La Macanita, Remedios Amaya o Esperanza Fernández.

El baile también será protagonista en tres de los once escenarios. Primero, con el Ballet Flamenco de Andalucía, que participará por primera vez en la Noche Blanca del Flamenco abriendo la edición con el espectáculo ‘Naturalmente Flamenco’ en la Plaza de las Tendillas. Después en el escenario de La Calahorra con la bailaora granadina Patricia Guerrero, Giraldillo a la Artista Revelación y recientemente nominada a los Premios Max 2019 en las categorías de Mejor Espectáculo, Mejor Coreografía y Mejor Intérprete Femenina de Danza. Y también sobre las tablas del Patio de San Basilio con las cordobesas Mercedes de Córdoba y Lola Pérez, ambas ganadoras del Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba.

El piano flamenco también volverá a sonar en las calles de Córdoba. Esta vez acariciado por las manos de la jerezana Rosario Montoya, que compartirá el escenario del Compás de San Francisco con el grupo Mujeres Mediterráneas en un concierto en el que flamenco y música árabe se darán la mano.

Y, como no podía ser de otra manera en la ciudad de la guitarra, las seis cuerdas contarán en esta edición con un espacio privilegiado en el Patio de los Naranjos. Allí actuará Dúo del Mar, una formación musical compuesta por la guitarrista flamenca Marta Robles y la clásica Ekaterina Záytseva.

Apuesta por la seguridad y la movilidad

La descentralización de los espectáculos con la intención de favorecer la movilidad en el casco histórico, preservar la seguridad en cada uno de los escenarios y, al mismo tiempo, aproximar el evento a los barrios vuelve a ser este año uno de los condicionantes de la planificación del evento.

Bajo estas premisas, el delegado de Cultura en funciones, David Luque, ha explicado que una de las principales novedades de la presente edición será la puesta en valor de la Plaza de Toros, que “se estrenará en la Noche Blanca del Flamenco como escenario del concierto de Rosalía atendiendo a las medidas de seguridad que exige una artista tan mediática”.

El responsable en funciones de Cultura ha explicado que “Rosalía en un solo año ha pasado de ser una figura emergente a una celebridad de extraordinaria repercusión mediática internacional”,. Una notoriedad que, cuando se iniciaron los primeros contactos con sus representantes, aún no había adquirido la artista catalana, ha asegurado el edil.

A pesar de este paso de gigante, Luque ha confirmado que “Rosalía ha mantenido siempre las cifras pactadas”, algo que ha hecho porque “desde el principio ha mostrado un interés absoluto participar en la Noche Blanca del Flamenco.”

En lo que respecta al aforo de la Plaza de Toros, ha informado que el emplazamiento “cuenta con capacidad para 10.000 personas y cumple con todos los requerimientos de la Ley de Espectáculos de Andalucía y la Gerencia de Urbanismo”.

Asimismo, a falta de concretar los detalles de cómo será el acceso al recinto, el responsable de Cultura ha adelantado que “se llevará a cabo mediante un sistema de invitaciones que tendrá limitado el número de entradas por persona y el plazo de solicitud”.

Luque también ha informado que, ante la previsible avalancha de fans que se estima que asistan al espectáculo de la artista catalana, “el ayuntamiento está estudiando la posibilidad de retransmitir el concierto en streaming”, aunque aún faltan por concretar algunos detalles técnicos para confirmar la viabilidad de la propuesta.

Los Jardines del Alcázar, con el fin de fiesta de Rosario ‘La Tremendita’, y la Plaza de la Juventud, donde actuarán Remedios Amaya y la joven cantaora Ángeles Toledano como artista invitada, completan las nuevas localizaciones.

La programación horaria de los conciertos nuevamente hará coincidir algunos de los espectáculos con previsión de mayor afluencia de público para evitar así las peligrosas aglomeraciones de años anteriores y favorecer un mejor disfrute de las actuaciones.

La duodécima edición de la Noche Blanca del Flamenco cuenta con u presupuesto de 353.000 euros y la colaboración de Fundación Cajasur, Cervezas Alhambra, El Corte Inglés, Casa Árabe y Cabildo Catedralicio.