El Partenón griego lleva a cabo una reconstrucción histórica para recuperar su identidad

Adentity

Dobuss

Bebrand

El Consejo Arqueológico Central del Ministerio de Cultura griego (conocido por sus siglas KAS) ha autorizado esta semana, en una larga sesión, la restauración de partes de la cámara central del templo del Partenón, el más conocido del conjunto artístico de la Acrópolis de Atenas. Dicha cámara, conocida como naos o cella, era la parte sagrada de los templos clásicos griegos, donde se guardaba la estatua del dios o diosa al que estaba dedicado, en este caso el de la diosa Atenea. Precisamente es en este santuario donde se encontraba la estatua de la diosa, con partes en oro y marfil (de ahí el nombre de crisoelefantina) de más de siete metros de altura y creada por el escultor Fidias.

La decisión del KAS resalta que «gracias a la implementación de las investigaciones relativas a la restauración de la cella, tendremos una reconstrucción que será un evento importante para la historia del Partenón». Cuando finalice este proyecto, en el que se restaurarán los dos lados más largos de la cella (norte y sur), «se recuperará en gran parte la geometría del edificio, la identidad y la historia del monumento, permitiendo al visitante una comprensión de su arquitectura». Como explica Dionisis, uno de los guías oficiales del monumento, «los visitantes no verán solo columnas y un espacio vacío en el medio, sino que podrán entender como era el templo».

El detallado proyecto utilizará unas piezas originales procedentes de los sillares del templo ya identificado, basándose en la propuesta efectuada por Charalambos Bouras, el arquitecto restaurador, ingeniero y profesor de historia de la arquitectura que presidió durante años y hasta su fallecimiento en 2016 el Comité de Conservación de Monumentos de la Acrópolis.

Según el estudio, que fue aprobado esta semana por unanimidad (salvo una pequeña parte en la que dos miembros solicitaron más precisiones de carácter técnico) se utilizarán 360 sillares originales que se encontraban dispersas alrededor del Partenón y se añadirán unos 90 nuevos, de mármol proveniente de la zona Dioniso, cerca de Atenas, el más parecido al mármol original de la montaña de Pendeli, utilizado para construir toda la Acrópolis.

La duración de esta restauración durará unos quince años y en la parte norte del monumento no superará los 4,5 metros de altura mientras en la parte sur alcanzará los 10 metros.

Compartir