Adentity

Dobuss

Bebrand

CBN. Un jurado popular de la ciudad de Oakland,, en el estado de California (EE.UU.) ha ordenado a Monsanto, propiedad de Bayer, a pagar 2.000 millones de dólares (cerca de 1.800 millones de euros) a una pareja de ancianos al considerar que un herbicida a base de glifosato les causó cáncer, en el tercer fallo dictado contra la empresa en Estados Unidos por esta cuestión.

Los siete hombres y cinco mujeres del jurado consideraron que el herbicida Roundup de Monsanto, comercializado para la jardinería doméstica, fue un «factor sustancial» en los linfomas no hodgkinianos que desarrollaron el matrimonio formado por Alva y Alberta Pilliod.

Por ello, ordenó a la actual propietaria de la compañía, la farmacéutica alemana Bayer, pagar 1.000 millones de dólares a cada miembro de la pareja como castigo ejemplar, además de abonarles los alrededor de 55 millones de dólares en los que estimó que estos han incurrido o incurrirán en facturas médicas y sufrimiento.

La empresa considera sin embargo, según ha señalado en un comunicado tras la sentencia, que en este caso las pruebas eran «claras» y que el matrimonio Pilliod cuenta con «un largo historial de enfermedades que se sabe que son factores de riesgo para linfomas no hodgkinianos».

«No hay pruebas científicas para concluir que el herbicida de glifosato fue el factor determinante», apuntaron desde Bayer, al tiempo de adelantar que recurrirán el fallo.

A Alva Pilliod, de 76 años, le fue diagnosticado el linfoma en 2011, mientras que a su esposa, Alberta, de 74, se le encontró en 2015.

El matrimonio había estado usando el herbicida Roundup de Monsanto durante unos 30 años en el jardín de su hogar en Livermore (California, EE.UU.).

Esta es la tercera sentencia (y la más cuantiosa hasta la fecha) contraria a Bayer por este asunto en EE.UU., después de que en agosto pasado un jurado de San Francisco condenara a la empresa a pagar 289 millones de dólares (luego rebajados por un juez a 89 millones) a un jardinero y en marzo otro jurado le ordenase pagar 80 millones a un vecino de Sonoma (California).