La natación paralímpica española rompe dos récords del mundo a cinco meses del Mundial de Londres

Adentity

Dobuss

Bebrand

Los nadadores Nuria Marqués y Toni Ponce fueron los grandes protagonistas del cuarto Trofeo Internacional de Natación Paralímpica ‘Gran Premi Diputació de Barcelona’, que fue testigo de los nuevos récords mundiales de 50 metros espalda categoría s9 y 50 metros braza categoría SB5, logrados por la nadadora del CN Sant Feliu y el deportista del CN Sitges, respectivamente.

La competición, organizada por la Federació Esportiva Catalana de Paratítics Cerebrals (FECPC), tiene un carácter inclusivo y nadadores de todas las categorías y modalidades se enfrentan en la piscina. Esto supone “una motivación” para Marqués, que batió su propia marca -registrada en las World Series de  Berlín 2017- al parar el crono en 32.69 y no pudo contener la euforia.

“Tener a alguien al lado te ayuda a tirar, a querer ganarla…”, añadió tras lograr su récord. La brillante actuación de la catalana fue mucho más allá del récord, ya que se colgó cinco oros y fue reconocida con el trofeo a la mejor nadadora del campeonato.

Compartir