La cara más solidaria del Festival de la Lavanda

Adentity

Dobuss

Bebrand

Elena Páez. El Festival de la Lavanda, que este año se celebra los días 18 y 19 de julio, y cuyas entradas ya están a la venta, es en cada una de sus ediciones, único e irrepetible, además de haber conseguido convertirse en una cita ineludible del verano para los amantes de la naturaleza, la gastronomía y la música.

En Brihuega, a tan solo 45 minutos de Madrid, la llegada del mes de julio supone un verdadero milagro de la naturaleza que despierta todos los sentidos. Los campos de lavanda empiezan a florecer y liberan un embriagador aroma convirtiendo el lugar en un increíble escenario de color púrpura donde tiene lugar este mítico festival.

Como ya es habitual, los asistentes, vestidos de riguroso blanco, se reunirán para disfrutar de una nueva edición del Festival de la Lavanda y deleitarse con los cálidos y bellos atardeceres de la Alcarria. Un entorno en el que el reconocido chef DANI GARCÍA, galardonado con 3 estrellas Michelin, ofrecerá  el viernes día 19 una exclusiva cena a la luz de las estrellas. Una oferta gastronómica que se completará este año con una variada selección de FoodTrucks. También tendremos la posibilidad de reservar una botella de vino o champán, para saborear durante el concierto.

El 19 de julio dará comienzo el espectáculo con la actuación de LUZ CASAL, una de las más emblemáticas voces del pop-rock español. Seguidamente, el sábado 20 de julio contaremos con el regreso a los escenarios del mítico grupo de flamenco-fusión KETAMA, tras 15 años de ausencia.

Pero el Festival es mucho más y, sobre todo, solidario y este año 2019, los organizadores quieren rendir un especial homenaje a Andrés Corral, uno de los fundadores de este evento.

“La mejor manera de predecir el futuro es crearlo. El futuro de un hombre que amaba su tierra, su pueblo, su gente, que es hoy nuestro presente, en ese mar teñido de morado. Y es que el amor y entrega de Andrés Corral Manzano por su tierra le hizo viajar por Europa buscando un cultivo que revitalizara su comarca, Brihuega.

Se encontró con la Lavanda y lo que comenzó como un sueño hoy ha transformado y reconvertido el sector agrario de toda la comarca. Fue uno de los primeros en soñarlo y años más tarde, en hacerlo realidad.Fieles a su sueño, cada año celebramos la floración de la Lavanda, de la misma forma que él lo inició. 

Desde el Festival continuamos con su legado. Por eso, cada año dedicamos una parte de los ingresos obtenidos por el Festival de la Lavanda a un proyecto social o medioambiental”

Por ello, este año comparten la ilusión con la Asociación Española Contra el Cáncer ya que los logros de Andrés fueron increíbles pero el mayor de todos fue no rendirse jamás.

 

Compartir