Condenan a un hombre por dejar morir a sus dos perros en la azotea de su casa

Adentity

Dobuss

Bebrand

La Fiscalia de Sevilla ha pedido una condena de 3.240 euros de multa para un vecino de Torreblanca que abandonó a sus dos perros en la azotea, donde murieron de hambre y sed.

El acusado, se fue a vivir a Asturias y dejó en la azotea a los perros, según cuenta ‘Diario Sevilla’. En el homicidio también se encontraba su madre, que se encuentra impedida por sufrir una grave enfermedad. El acusado se ausentó al menos una semana y “se desentendió absolutamente de los animales, sin delegar en nadie su cuidado y dejándolos morir de hambre”.

Una vecina fue quien avisó de un fuerte olor a putrefacción, por lo que llamó a la Policía. Los hechos constituyen un delito por maltrato animal doméstico con resultado de muerte, por lo que el fiscal pide una condena de 12 meses de multa con cuota diaria de nueva euros, lo que equivale a 3.240 euros.

Compartir