Biólogos diseñan nuevas moléculas para ayudar a detener el cáncer de pulmón

Dobuss

Bebrand

Científicos de la Universidad de Texas en Dallas (Estados Unidos) han demostrado que la tasa de crecimiento de la mayoría de las células de cáncer de pulmón se relaciona directamente con la disponibilidad de una molécula metabolizadora de oxígeno crucial.

En un estudio preclínico, publicado en la revista ‘Cancer Research’, la bióloga Li Zhang y su equipo demostraron que la expansión de los tumores pulmonares en ratones se ralentizaba cuando se restringía el acceso al hemo, la molécula fijadora de oxígeno en la hemoglobina. Los investigadores también mostraron que esos mismos cánceres crecieron más rápido cuando había más hemo disponible de lo normal.
Con el objetivo de explorar la dependencia del hemo del cáncer, dos de los estudiantes graduados de Zhang en el Departamento de Ciencias Biológicas diseñaron y caracterizaron extensivamente nuevas moléculas dirigidas a ‘matar de hambre’ a las células cancerosas de la molécula que les permite proliferar tan rápidamente.
Los hallazgos sugieren un nuevo camino potencial para tratar el cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPNM). El equipo asegura que su potencial enfoque de tratamiento está diseñado para trabajar en conjunto con la quimioterapia u otras formas de remedio para el cáncer, no por sí solo. “Este método no mataría los tumores, sino que retrasaría su crecimiento, así que no sería un tratamiento independiente, pero podría reemplazar formas menos efectivas de terapia que dependen de la inhibición de la creación de nuevos vasos sanguíneos”, explica Zhang.
Los nuevos resultados enfatizan que los tumores crean energía usando moléculas diferentes a la glucosa. Donde se produce más hemo, se consume más oxígeno para producir más trifosfato de adenosina (ATP), la molécula portadora que alimenta muchas actividades en las células vivas. Si se quita el hemo, el crecimiento de las células cancerosas se ralentiza.
Compartir