Un Hospital Infantil de Madrid pone en marcha una unidad de hospitalización a domicilio

Adentity

Dobuss

Bebrand

El Hospital Infantil Niño Jesús ha puesto en marcha una nueva unidad de hospitalización a domicilio para menores que sufren enfermedades agudas o crónicas y que, a través de un sistema de videollamada, pueden “mantener el ritmo de vida habitual y tener una relación más cercana con el personal sanitario”, según ha informado la Comunidad de Madrid. La nueva unidad, que ya ha atendido a unos 200 pacientes en los cuatro meses que lleva funcionando, permite al menor estar ingresado en el domicilio con una videollamada con el hospital las 24 horas del día, además de las visitas por parte de médicos y enfermeros.

La hospitalización a domicilio se trata de un recurso que ofrece cuidados de rango hospitalario y permite que el menor, en lugar de estar ingresado en el hospital, pueda ser atendido por los médicos y enfermeras en su casa mejorando notablemente su calidad de vida y la de su familia.

“El niño, al estar en su casa, en lugar de estar asustado, se muestra confiado y recibe al personal médico sin miedo y con una gran sonrisa, mientras sigue realizando sus actividades y juegos habituales”, ha explicado la jefa de la Sección de Pediatría del Hospital Niño Jesús, Raquel Jiménez.

Según los padres, el niño “duerme mejor, come mejor, la familia descansa mejor y el niño ha mejorado más rápidamente”, dado que se encuentran mucho más cómodos y pueden seguir con su ritmo de vida habitual en ámbitos como los juegos, comidas, sueño e higiene, entre otros.

De esta forma, según ha apuntado el Gobierno regional, la relación entre el personal sanitario y el paciente y su familia es “mucho más cercana y humana”. La familia se implica más en los cuidados de su hijo y, además, disminuye el riesgo de tener una infección nosocomial, es decir, infecciones adquiridas por estar ingresado en el hospital y que el niño no tenía previamente.

Esta unidad está destinada a niños que padecen procesos agudos, con o sin enfermedad crónica de base: problemas respiratorios, como asma, bronquitis, bronquiolitis; infecciones que necesitan antibióticos intravenosos, como neumonía, infección de orina, mastoiditis; curas de heridas y control postoperatorio, descompensación de algunas enfermedades crónicas o problemas de alimentación, entre otras.

Compartir