EQUO muestra su oposición a que el Gobierno andaluz financie a cofradías y hermandades

Adentity

Dobuss

Bebrand

Elena Páez. Ante las declaraciones públicas del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y del portavoz Elías Bendodo, relativas a la intención de incluir en el presupuesto autonómico de este año una partida de 500.000 euros “dedicada a la conservación del patrimonio histórico y artístico de las cofradías y hermandades de Semana Santa, que irá aumentando en los próximos años”, los representantes de EQUO en Córdoba han manifestado “su absoluto rechazo y exigen una política decidida para la recuperación y conservación del patrimonio artístico y cultural andaluz sin ningún tipo de sectarismo religioso”.

“Confiamos en que sea una más de las típicas promesas de campaña electoral a que nos tiene acostumbrados el Partido Popular y que, pasadas estas semanas, el ejecutivo andaluz recapacite recordando que tienen la obligación de gobernar para toda la ciudadanía andaluza y mantener institucionalmente un carácter aconfesional”, ha manifestado Ramón Fernández, experto en historia del arte y miembro de la candidatura de Unidas Podemos al Congreso de los Diputados por Córdoba. El candidato de EQUO ha añadido que “nuestra formación siempre ha defendido la necesidad de que la Junta de Andalucía desarrolle una política cultural que destine mayores recursos y esfuerzos a conservar y recuperar el valiosísimo patrimonio monumental y artístico de nuestra tierra. Estamos a favor de que se faciliten ayudas y subvenciones a entidades privadas, entre las que podrían encontrarse hermandades y cofradías, pero siempre en concurrencia pública abierta a cualquier otro tipo de asociaciones y entidades y, desde luego, en el marco de unos objetivos culturales institucionales donde primen el interés social y el valor artístico de las obras”.

Por su parte, los portavoces de EQUO en Córdoba, Ana María Carnero y Salustiano Luque, han señalado “cómo el gobierno andaluz de PP y Ciudadanos, condicionado por la ultraderecha, se ha propuesto reducir los fondos destinados a prioridades recogidas en nuestro Estatuto de Autonomía y legislación de desarrollo, como la lucha contra la violencia machista y la memoria histórica, mientras quieren destinar partidas presupuestarias a financiar determinadas entidades religiosas con el pretexto de ayudas culturales al patrimonio”. En este sentido, consideran que “las declaraciones y anuncios del presidente de la Junta en su condición oficial junto con las exhibiciones públicas que ha venido haciendo en los últimos días en nuestra capital y otros municipios andaluces, suponen una descarada utilización electoralista de las tradiciones y sentimientos religiosos de los andaluces”. “Las ideas y creencias religiosas de Juan Manuel Moreno son totalmente respetables, como las de cualquier otra persona, a título individual puede asistir a los actos de Semana Santa que le apetezcan,  pero resulta inadmisible que haya estado haciendo campaña electoral como Presidente, acompañado de autoridades eclesiásticas y responsables de las cofradías y hermandades, porque el gobierno de la Junta de Andalucía debería dedicarse a resolver los asuntos de interés público general y no identificarse con ninguna confesión religiosa”, han denunciado los portavoces de EQUO.

Compartir