El certamen ‘Mírame’ de la Casa de la Juventud aporta una exposición invitada a la XVI Bienal de Fotografía de Córdoba

Adentity

Dobuss

Bebrand

Elena Páez. Las seis obras ganadoras del Concurso de Fotografía ‘Mírame’ 2019, convocado por la Delegación de Juventud y la Casa de la Juventud del Ayuntamiento de la capital cordobesa, constituyen una exposición invitada dentro de la XVI Bienal de Fotografía de Córdoba. Reproducidas en banderolas, junto a los títulos y el nombre de sus autores y autoras, se exhibirán en la calle Conde de Gondomar del 22 de abril al 19 de mayo.

Así lo ha señalado el concejal de Deportes y Juventud, Antonio Rojas, en el transcurso de su inauguración, que ha contado con la asistencia e intervención de una representación de las fotógrafas y fotógrafos cuyas obras premiadas componen la muestra y que coincidieron en valorar el orgullo y la oportunidad que significa exponer sus trabajos dentro de la XVI Bienal.

La exposición de las obras ganadoras del certamen ‘Mírame’ está integrada por: ‘Geisha’, de Emma Alcalá de la Rosa (Córdoba, 1983); ‘Este mundo del revés no da tanto miedo’, de Alicia Céspedes (Córdoba, 1993); ‘Canto en Re Mayor’, de José León Torres (Córdoba, 1989), ‘Entre arte’, de Pablo Cabrera Espino (Córdoba, 1997); ‘Hoces y ruiseñores’, de María Rosa Aránega Navarro (Almería, 1995), y ‘La buganvilla de Laura’, de José María Quesada García-Pantaleón (Córdoba, 1992).

“El certamen ha contado con 132 participantes, de los que más de un 50 por ciento han sido mujeres,” según ha resaltado Rojas, con lo cual, “no es ya solo el éxito de participación” sino el valor de la igualdad de género que se plasma y refuerza en la iniciativa.

Tras agradecer la labor del jurado y la apuesta de la XVI Bienal de Fotografía de Córdoba al convertir las seis obras ganadoras del Concurso ‘Mírame’ de la Casa de la Juventud en exposición invitada del evento fotográfico más relevante de la ciudad, Rojas ha animado al público a detenerse en la creatividad, el mensaje y la trayectoria de quienes firman estas fotografías exhibidas en las farolas del primer tramo de Conde de Gondomar.

La fotógrafa Enma Alcalá de la Rosa, que presenta ‘Geisha’, ha explicado que su fotografía “habla sobre el silencio y el machismo heredados través de la cultura y cómo los padres y las madres educan sobre lo que se puede decir o que no”. Su más reciente exposición individual data del 3 de octubre de 2018, en la Diputación de Córdoba, donde mostró ‘Cicatrices del ama, sobre violencia de género.

Por su parte, la fotógrafa Alicia Céspedes ha dicho que “la Bienal es un evento en el que participa mucha gente importante y estar ahí, que nuestros nombres estén entre los grandes de la sección principal, es como una ventana para que te empiecen a conocer”.

Sobre su obra premiada ‘Este mundo del revés no da tanto miedo’, Céspedes ha comentado que la hizo en Rusia, tomada de lejos, formando un paisaje especular con personas que aparecen pequeñas, en la línea de trabajos que “son un ejercicio de introspección personal que capturan instantes efímeros en el tiempo, fruto de ser capaz de nuevos ojos el mundo circundante”.

José León Torres muestra ‘Canto en Re Mayor’, que como él mismo ha definido es “una fotografía sencilla y eficaz”. Es la imagen de “un pájaro sobre un tendido eléctrico” y en ella “quería transmitir que fuese un pentagrama”.

Junto ello, el fotógrafo Pablo Cabrera Espino ha explicado que su obra ‘Entre arte’, es un señor fotografiado en blanco y negro mientras visita una exposición. Al autor le inspiró esta figura vestida con gabardina y empezó a perseguirla hasta que consiguió captar al personaje con la luz que él tenía imaginada, ha añadido.

Compartir