Todos los coches llevarán un sistema que ajuste la velocidad al límite permitido en 2022

Adentity

Dobuss

Bebrand

El Parlamento Europeo prevé aprobar de manera definitiva en un pleno este martes la directiva que obligará a todos los vehículos vendidos a partir de 2022 en la UE a llevar instalados asistentes de velocidad inteligentes y sistemas avanzados de frenado de emergencia. Esta normativa, previamente acordada con los ministros de los Estados miembros, atañe a todos los coches, furgonetas, camiones y autobuses nuevos.

No obstante, por ahora el conductor tendrá la opción de desactivar esta función implementada en su vehículo y se desconoce cuándo será de uso obligatorio. Asimismo, la UE también ha detallado que a partir de ese año los vehículos deberán estar equipados además con mecanismos de frenado inteligente, sistemas avanzados de advertencia por distracción, de mantenimiento de carril, de detección de marcha atrás, interfaz para la instalación de alcoholímetros antiarranque, señal de frenado de emergencia, y un registrador de datos de accidentes (caja negra).

Según ha explicado el Parlamento esta semana en un comunicado, se calcula que el asistente inteligente de velocidad podría reducir las muertes en carretera en un 20%. Según los datos preliminares de la Comisión Europea, en 2018 murieron más de 25.000 personas en las carreteras europeas y 135.000 resultaron heridas graves.

Compartir