Reina Sofía incorpora el nuevo robot quirúrgico da Vinci, que mejora la precisión de la labor del cirujano

Adentity

Dobuss

Bebrand

CBN. El Hospital Universitario Reina Sofía incorpora el último modelo del robot quirúrgico da Vinci, con novedades técnicas que facilitan la labor del cirujano. Se trata del modelo más actualizado que existe en el mercado, el da Vinci Xi, con el que el cirujano tiene mayor control de la visión en la consola además de ofrecerle la posibilidad de visualizar imágenes radiológicas durante la cirugía, entre otras ventajas.

Según destaca el urólogo del hospital Francisco Anglada, “este nuevo modelo cuenta con una tecnología más avanzada que el anterior y básicamente aporta mejoras relacionadas con la imagen, que nos permitirá tener más rapidez y precisión en el desarrollo de nuestro trabajo en quirófano”.

El hospital incorporó el anterior robot quirúrgico el verano pasado, cuando los cirujanos comenzaron a realizar las primeras intervenciones mínimamente invasivas en las especialidades de Urología y Cirugía General.

Este año, además, los ginecólogos también han comenzado a practicar cirugía robótica a sus pacientes. Gracias al sistema da Vinci, el profesional no opera directamente sobre el paciente, sino que actúa desde una consola que se ubica en el mismo quirófano.

Desde ella, el cirujano maneja las pinzas con una visión tridimensional, lo que aporta mayor precisión. Concretamente, el robot se compone de tres elementos: la consola quirúrgica, el carro del paciente (donde se acomoda al paciente) y la torre de visión (unidad central de elaboración y procesamiento de la imagen para obtener una visión en 3D real).

Compartir