Más de 500 activistas cartografían zonas afectadas por catástrofes para mejorar la respuesta humana

Adentity

Dobuss

Bebrand

Más de 500 activistas convocados por Médicos Sin Fronteras; el Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio de la Universidad de Zaragoza; y Missing Maps han cartografiado zonas remotas en Malí, Nigeria, República Democrática del Congo y áreas damnificadas por el ciclón Idai en Mozambique, según ha informado la ONG. El objetivo de esta iniciativa es incrementar el conocimiento de zonas donde viven poblaciones que requieren ayuda y mejorar así la respuesta humanitaria.

Con motivo del ‘Día del Mapatón Humanitario 2019’, la organización ha llevado a cabo quince mapatones en A Coruña, Barcelona, Córdoba, Gijón, Girona, Madrid, Mieres, Murcia, Pamplona, Santander, Santiago de Compostela, Sevilla, Valencia y Zaragoza, donde voluntarios han cartografiado de forma colaborativa “zonas invisibles” del planeta. Los voluntarios han incrementado el detalle de zonas de las que apenas había información en los mapas digitales convencionales y sobre las que los equipos de ayuda humanitaria necesitan información precisa para sus intervenciones.

En los mapatones se ha cartografiado el sur de Douentza en la región de Mopti (Malí); las áreas de Gwoza y Pulka (Nigeria), que acogen a decenas de miles de desplazados; las regiones de Ituri y Maniema (RDC), caracterizadas por el surgimiento de brotes epidémicos y de violencia; o las zonas de Beira y Dondo afectadas por el ciclón Idai, que ha provocado más de 130.000 desplazados y casi 600 fallecidos en Mozambique.

“En Médicos Sin Fronteras, los mapas son una herramienta vital. Nuestros equipos los usan para llegar a las víctimas de crisis humanitarias o desastres naturales, evaluar sus necesidades, o rastrear la propagación de una enfermedad como el cólera, por ejemplo”, ha señalado el coordinador de sistemas de información geográfica de MSF, Juan José Arévalo.

Compartir