Dos guardias civiles preparan el biberón de una niña en pleno arcén de la autovía
Imagen: Guardia Civil

Adentity

Dobuss

Bebrand

La Guardia Civil ha compartido en su cuenta oficial de Twitter una de esas historias que demuestra que el Instituto Armado presta a los ciudadanos servicios que van más allá de los que se les suponen: dos agentes no duraron en preparar el biberón de una niña en el arcén de la autovía AG-64, en la localidad lucense de Villalba, según informa La Voz de Galicia.

Víctor González y Javier Saavedra, recibieron esta semana, por la noche, un aviso de coche estacionado en el arcén del punto kilométrico 41,700 de la AG-64, en dirección Ferrol. Los guardia civiles llegaron al lugar de los hechos y descubrieron que el coche había sufrido una avería: perdía combustible. En su interior, el conductor y su hija, un bebé de corta edad.

Llegó un taxi para trasladar al padre y a la hija, después de que la grúa se llevara el coche averiado, pero el bebé, de seis meses, empezó a llorar. El padre explicó que se debía al hambre y los agentes le dijeron que hiciera con tranquilidad el cambio de bártulos del coche averiado al taxi, incluido el sistema de retención, porque serían ellos los encargados de preparar el biberón de la pequeña.

El agente Javier Saavedra, padre de un niño de 9 años, fue quien preparó un biberón de 33 cl para el bebé, mientras que su compañero regulaba el tráfico. Finalmente, la pequeña tomó su alimento y pudo irse con su padre.

Compartir