Un hombre escala solo 1.500 metros en la Patagonia

Adentity

Dobuss

Bebrand

Jim Reynolds tiene 25 años, es escalador y rescatista y acaba de protagonizar la hazaña más impactante del año: subió solo con la ayuda de sus pies y sus manos, sin cuerdas, ni clavos, los últimos 1500 metros hasta llegar a la cima del cerro Fitz Roy, en la Patagonia.

El estadounidense escaló las paredes verticales de granito color caramelo. Pero, eso no fue todo: al llegar descendió del mismo modo y por la misma ruta, sin cuerdas, sin artilugios, y, así, marcó un hito en la historia de la escalada.

Reynolds subió y bajó, solo y sin equipo, lo que lo hace más arriesgado. Hasta ahora los descensos en este tipo de escalada suele ser a rapel, es decir con la ayuda de una cuerda. Él, en cambio, que más allá: lo hizo usando solo sus zapatos de escalada, magnesio en las manos y su enorme habilidad.

“Incluso ‘soleando’ [escalar en solitario] no se hace solo. Tengo un gran agradecimiento a todas las personas que han sido parte de mi viaje, ahora y a lo largo de los años. Gran amor por las comunidades de El Chaltén, Yosemite, Obispo y Trinidad”, escribió en su perfil de Facebook el escalador días después de la proeza.

Reynolds trabaja en el mismo parque nacional, donde el famoso escalador Alex Honnold ascendió sin cuerdas el acantilado vertical El Capitán, que tiene un kilómetro de ascenso vertical. La hazaña quedó registrada en el film Free Solo, que ganó un Oscar este año en la categoría de mejor documental. La aventura de Honnold, considerada la mas grande en la historia de la escalada en solitario libre, requirió años de preparación y puso en escena una actividad desconocida fuera de ámbito del montañismo.

Compartir