Hornachuelos abre al público la zona Caño de Hierro tras su puesta en valor

Adentity

Dobuss

Bebrand

Elena Páez. Las obras de Caño de Hierro ya han concluido y será hoy viernes 15 de marzo cuando se abra al público la zona.

Esta es una de las actuaciones más importantes que acometerá el actual equipo de gobierno, pues pone en valor una de las máximas referencias turísticas de Hornachuelos.

Esta obra, acometida por una empresa local, se realiza gracias al dinero obtenido de la regularización de las tasas de ENRESA y ha contado con un presupuesto de unos 250.000 euros.

El Ayuntamiento ha trabajado en la puesta en valor de Caño de Hierro conforme al proyecto de obras y la documentación técnica redactado por  Ventura Godoy García, María Megías Homar, Oriol Ferrer Frau y Marc Sánchez Olivares.

Por una parte, el Ayuntamiento realizó en primer lugar tareas de limpieza y puesta en valor del paraje de las Cuevas de Las Carretas. La actuación contempló la limpieza de  todas las cuevas y oquedades desde el camino de San Abundio, pasando por el paraje de las cuevas de las carretas y continuando por el camino del embarcadero, hasta el paraje de Granadillos. Posteriormente se continuó con la limpieza de la cárcava  que da al arroyo Remolinos, hasta salir por el mirador de la corraliza y mirador el callejón de Pericuñarra, completando así un sendero alrededor del casco antiguo.

En las cuevas de Caño de Hierro se hizo una primera intervención en 2017 para poner en valor una zona que estaba olvidada y que es parte del potencial turístico que tiene Hornachuelos. Al limpiar todo el margen donde se ubican también las casas colgantes, se quedaron vistas una serie de cavidades y una gran cueva de singular belleza, de las que hablaban los mayores del municipio. Pero también quedó a la vista la necesidad de realizar una red colgada que recoja las aguas residuales y pluviales de todo el margen. Es por ello que se encargó este proyecto a Diputación y a través de una subvención se acometían. Todo esto hizo que se viera la necesidad de acometer la puesta en valor de la zona.

Una vez finalizada esta primera fase del proyecto se realizaba una intervención de afianzamiento de elementos rocosos.

Con el objetivo de poner en valor todo el paraje, se convocó un concurso para elegir la mejor propuesta que se adecuará a este paraje natural de singular belleza. Para ello el consistorio ha contado para la realización y gestión del concurso con la plataforma reTHINKING, la cual ya había convocado el concurso de ideas para la re activación del casco antiguo.

Finalmente, se decidió galardonar con el primer y único premio a “Cortar, Rasgar y Observar”, de los protagonistas del proyecto.

Compartir