Un

Adentity

Dobuss

Bebrand

CBN. La generosa figura de un anónimo “Robin Hood” está desconcertando a los vecinos del pueblo palentino de Villarramiel, un pueblo castellano-leonés de solo 840 habitantes.

Los residentes de este pequeño pueblo se han quedado desconcertados por un donante anónimo que deja sobres de efectivo en buzones de correo o debajo de las puertas de sus casas, y no saben por qué ciertas personas han sido elegidas para recibirlos.

En cada sobre deja hasta 100 euros, y al menos son 15 los vecinos que han querido informar haberlo recibido, según ha comentado la alcaldesa Nuria Simon a AFP.

Ya lo han denominado el “Robin Hood de Villarramiel”.

“Todos estamos desconcertados y expectantes ya que no sabemos de dónde viene este dinero o quién es el benefactor”, dijo Simon.

“No sabemos cuál es la intención”.

Mientras que algunos obtuvieron sus billetes en un sobre marrón, otros también recibieron mensajes que incluían los nombres, direcciones y frases de los destinatarios, como “La princesa de la casa”, añadiendo un corazón, dijo Nuria Simon.

“Una viuda que vive con su hijo, parejas con niños pequeños, parejas mayores, parejas de mediana edad sin hijos …”, dijo. No hay un vínculo natural entre los destinatarios.

Algunos de los que recibieron el dinero han acudido a la policía a informar o al banco para verificar que los billetes son reales y lo son.

No se ha abierto ninguna investigación policial porque, por lo que se sabe, no se ha cometido ningún delito, agregó Simon.

Compartir