Andalucía aprueba su nuevo calendario de vacunación para niños y adultos
Vacunas.

Adentity

Dobuss

Bebrand

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha anunciado este martes la inversión por parte de la Junta de Andalucía de 4,2 millones de euros en la mejora de la vacuna infantil y de mayores de la meningitis y de la neumonía, incorporando ambas medidas al calendario vacunal andaluz.

La primera de ellas, según ha informado Aguirre, es la estrategia antimeningocócica para niños y adolescentes, que tiene como objetivo intentar erradicar las enfermedades infecciosas derivadas del meningococo, como por ejemplo la meningitis, que tienen un alto impacto en la mortalidad de los niños y los adolescentes.

Así, el calendario vacunal andaluz incorporará la vacuna antimeningocócica tetravalente, que se les administrará a todos los niños andaluces con doce meses y de doce años. Con esta mejora en las vacunas ya existentes, los menores estarán más protegidos ante la variante de este tipo de afecciones que se están manifestando en los últimos años en Andalucía. Con ello, la Junta protege a la población infantil y adolescente frente a un tipo de infección muy preponderante. Esta vacuna podría estar disponible a partir de finales de 2019, ya que la Junta va a iniciar los procedimientos legales para su adquisición.

De otro lado, la Consejería de Salud y Familias va a poner en marcha otra estrategia de vacunación antineumocócica, que es útil para infecciones del mismo tipo como la neumonía y la sepsis. En este caso se trata de la vacuna conjugada 13 valente, que va a aplicarse en la cohorte (o grupo) de edad de 65 años y en aquellos adultos que tienen una patología de base sensible ante este microorganismo.

La población de en torno a 65 años es prevalente en enfermedades neumocócicas, como por ejemplo la neumonía, con un alto impacto en la morbilidad y mortalidad de estos pacientes. Andalucía dispone de dosis suficientes para llevar a cabo esta medida de un modo inmediato y la intención de la Junta es que la vacunación beneficie en primera instancia a en torno al 35 por ciento de la población de 65 años y llegar al 70 por ciento en un plazo medio.

Compartir