Récord de donantes para Óscar, un niño con un tipo de cáncer muy agresivo

Adentity

Dobuss

Bebrand

El pequeño Óscar Saxelby-Lee tiene cinco años y fue diagnosticado en diciembre de 2018 con un linfoma linfoblástico agudo de células T, un tipo de cáncer muy agresivo, que requiere de un tratamiento inmediato. Por ello, Olivia Saxelby y Jamie Lee, los padres del pequeño lanzaron un llamamiento en redes sociales conseguir que el mayor número de personas se registraran como donantes de médula.

Tras la convocatoria, un total de 4.855 personas desafiaron las condiciones climáticas e hicieron cola a las puertas de la Escuela Primaria Pitmaston, cerca de Worcester, en Reino Unido, para comprobar si eran compatibles con las células madre del niño que necesita un donante urgentemente. Según la organización benéfica DKMS, que se encarga de las pruebas y los formularios de los donantes, este es el mayor número de donantes en potencia que han registrado.

Sin embargo, el tiempo juega en contra de Óscar. El niño necesita un trasplante en los tres meses que dura la quimioterapia o sus posibilidades de supervivencia “disminuirán gravemente”, según explica su familia. La “sonrisa descarada”, la “valentía” y la “determinación” de Óscar es lo que, en palabras de Olivia, les da fuerzas para seguir adelante, y asegura que que el miedo y la confusión les ha hecho más fuertes que nunca como familia. Desde el diagnóstico hace poco más de tres meses, Óscar ha pasado por cuatro sesiones de quimioterapia y 20 transfusiones de sangre en el Hospital de Niños de Birmingham.

Compartir