El Hospital de Montilla y la asociación Aperfosa trabajan juntos para la mejora del acompañamiento de pacientes ingresados

Adentity

Dobuss

Bebrand

El Hospital de Montilla y la Asociación Peniel de Rehabilitación y Formación Social (‘Aperfosa’) han firmado un convenio de colaboración a través del cual se pretende ofrecer terapia ocupacional y acompañamiento a personas ingresadas, fundamentalmente a personas mayores, con el objetivo de prevenir y ralentizar el deterioro cognitivo, psicoemocional y psicomotriz de éstas, además de dar un respiro a las familias durante el ingreso en el hospital de su ser querido.

El programa lleva por nombre ‘Parakletos’, y es uno de los seis que tiene operativos la asociación ‘Aperfosa’. En concreto, éste tiene como objetivo poner en marcha y apoyar las iniciativas sociales que favorezcan el desarrollo integral de las personas mayores.

Según apunta el responsable de la asociación, Rafael Anguita, “queremos complementar, en aquellos días en los que se desarrolla el programa, el servicio de atención al paciente, ya que en los procesos de convalecencia y estancia hospitalaria los pacientes requieren de un servicio integral para su recuperación. Trataremos de fomentar hábitos de vida saludables, promocionar la autonomía personal, prevenir del aislamiento o sacar a la persona de él, estimular las relaciones sociales, educar en las emociones, propiciar las relaciones intergeneracionales, además de dignificar la figura del mayor”.

El convenio, que comenzará oficialmente el miércoles 6 de febrero, se inicia con un año de vigencia, que se puede prolongar si la experiencia es positiva para los pacientes y así lo desean ambas partes. En principio, se han fijado como día de la actividad periódica todos los miércoles, de 18 a 20 horas, y se hará con los pacientes de Hospitalización que den su consentimiento. En función del estado del paciente, se realizarán talleres de memoria, de motricidad, musicoterapia, etc.

Compartir