Tres perros acuden al Materno Infantil de Granada para ofrecer sesiones de rehabilitación a menores de Oncología

Adentity

Dobuss

Bebrand

CBN. El Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada cuenta ya con una unidad de terapia canina, única en Andalucía, integrada por tres perros adiestrados para ofrecer sesiones de rehabilitación a pacientes pediátricos oncológicos. De esta prestación, que se puso en marcha a principios de año, hasta el momento se han beneficiado diez menores, en lo que representa una terapia novedosa en la Comunidad.

En concreto, se trata de una unidad de intervenciones asistidas por canes para trabajar, mediante la interacción con el animal, los aspectos emocionales, físicos o sociales de los niños tratados en el hospital, con el objetivo de motivarlos en su proceso de recuperación y reducir, además, el estrés.

Fue un equipo multidisciplinar de profesionales el que comenzó a gestar hace un año este proyecto de humanización de la asistencia, en base al cual se trabaja en dos vertientes: una rehabilitadora y otra lúdica.

De esta forma, gracias a la colaboración de la Asociación Española Contra el Cáncer, cada semana acude al Hospital Materno infantil una unidad canina integrada por Padi, Garbanzo y Peca, junto con sus monitores de la empresa de adiestramiento Hachiko, para ofrecer la mejor asistencia a los pequeños trabajando la parte emocional, reduciendo la ansiedad que generan los procesos hospitalarios y quirúrgicos en los pequeños.

La primera parada de los perros es en la planta de Pediatría y Cirugía Pediátrica, donde visitan a niños que van o han sido intervenidos quirúrgicamente con el fin de hace más llevadera la estancia a través de juegos. Posteriormente, continúan su labor en el área de Oncopediatría, donde a través de ejercicios lúdicos intervienen en la rehabilitación de pacientes en procesos oncológicos, previa indicación de los fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales del hospital. Cada una de estas sesiones tienen una duración de 45 minutos.

La terapia tiene dos vertientes: una rehabilitadora y otra lúdica.

Protocolos

Para poner en marcha esta iniciativa, la unidad de medicina Preventiva y Salud Pública ha aplicado todos los protocolos nacionales e internacionales. Cada uno de estos canes cuenta con su dossier de certificado de vacunas y su seguro de responsabilidad civil, además de todas las analíticas pertinentes, que aseguran que está en perfecto estado de salud.

Además, los monitores que también participan en las sesiones han sido vacunados contra la gripe como medida preventiva para evitar contagios a los pequeños ingresados.

Compartir