La Alhambra abre al público la planta superior del Baño Real de Comares

Adentity

Dobuss

Bebrand

La Alhambra abre al público durante el mes de febrero la planta superior del ‘hammam’ o baño de vapor del Palacio de Comares, que se encuentra entre uno de los espacios más significativos del recinto monumental nazarí, por ser el único medieval islámico que se ha conservado prácticamente íntegro en Occidente.

Según ha informado el Patronato de la Alhambra y el Generalife, este espacio, conocido como Baño Real, por haberlo reservado para su uso particular los Reyes Católicos, se encuentra ubicado entre los palacios de Comares y de los Leones y conserva todos sus elementos, “con las modificaciones estructurales propias de un cambio de uso y de un mantenimiento más testimonial que funcional”.

La sala de reposo, llamada ‘bayt al-maslaj’ o de las camas, es uno de los espacios más destacados del baño y debe su nombre a los dos amplios aposentos, ligeramente elevados, que flanquean la estancia principal. Los elementos decorativos de la sala -fuente, pavimentos, columnas, alicatados y yeserías- son en gran parte originales, aunque techos y yesos fueron reparados y repintados con vivos colores en la segunda mitad del siglo XIX.

Las estancias del Baño Real de la Alhambra, por su estado de conservación y especial naturaleza, están cerradas al paso de la visita pública, aunque durante el mes de febrero, como espacio del mes, será posible acceder a ellas desde la planta alta del baño.

Compartir