Condenan al yihadista que quería montar un califato en

Adentity

Dobuss

Bebrand

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a dos años de cárcel, cinco de libertad vigilada y nueve de inhabilitación absoluta a Kamal Joao Carlos Luzito, el yihadista que quería montar un califato en ‘Al-Andalus’, por un delito de enaltecimiento del terrorismo: Se conectaba a las redes desde los ordenadores de la UNED y tomaba fotos de edificios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en Huelva, donde vivía.

El tribunal, que juzgó a Luzito el pasado 17 de diciembre, da por probado que este hombre estuvo compartiendo en su perfil de Facebook “comentarios a favor del yihad violento” desde el último trimestre de 2013 y hasta mediados de 2014, periodo además en el que accedió a un foro prolijo en este tipo de contenidos.

En ese foro, se conectaba a un espacio dentro dirigido a muyaidines donde se difunden “manuales de captación, información relacionada con la preparación de actos terroristas y de alabanza a sus líderes”, donde estuvo publicando “mensajes en favor de la comisión de actos terroristas solicitando para ello ayuda personal, militar o económica”.

“Yo quiero dinero para luchar contra enemigos del Islam en el Al Andalus para recuperar la civilización musulmana”, “Quiero crear una fuerza islámica en Al Andalus para ayudar a los muyahidines y musulmanes a crear un califato” o “Necesito armas modernas para para enfrentarme al reto en Al Ándalus”, fueron algunos de sus mensajes.

Da por probada la Sala también que para conectarse a internet y llevar a cabo esta actividad, el acusado utilizaba los ordenadores de la sede de la UNED en Huelva, donde vivía con sus padres, así como el portátil de un amigo y zonas de wifi públicas, su propia red y la de alguna vecina.

No era su única actividad. En la entrada y registro de su domicilio la Guardia Civil encontró una cámara de fotos y un archivo con imágenes que él mismo había tomado de edificios de Guardia Civil y Fuerzas Armadas en Huelva. Atesoraba también un vídeo con la destrucción de una base estadounidense en Afganistán y archivos encriptados sobre la confección de un artefacto explosivo.

Compartir